Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

ESPECTÁCULO

Jorge Lanata: "Cuando me dicen quedate en casa tengo ganas de gritar"

Durísimo con la cuarentena: «Nuestra vida futura es un espanto».

Hay hombres muy frontales y, en esa categoría, sin lugar a dudas, puede colocarse a Jorge Lanata que, en un picante intercambio con su amigo y colega Marcelo Longobardi, no se calló nada y sorprendió a todos con fuertísimas declaraciones sobre su futuro de Argentina tras sufrir la cuarentena por la epidemia de coronavirus, sumándose, de esta manera, a las fuertes críticas que ya habían hecho desde los medios Baby Etchecopar, Alejandro Fantino y Eduardo Feinmann entre otros.

Humor y bronca

El periodista de Radio Mitre y Canal 13, irónico, comenzó refiriéndose a la publicidad de un banco que asegura “lo importante no es el dinero, sino que nadie se quede por el camino”. “Ya que no les importa la guita que nos presten unos mangos”, afirmó el creador de Día D, Página 12 y Periodismo para todos, para luego descargar su bronca, confirmando que no se siente nada feliz con lo que está pasando y los lugares comunes de las personas con las que se cruza lo ponen de mal humor.

Cansado y aburrido

Cuando escucho que me dicen quedate en casa tengo ganas de gritar: ¡No me quedo una m! No me encuentro con nadie. No tengo paciencia. Menos mal que esto no me agarró casado sino me separaba seguro”, explicó Jorge Lanata, sin intentar ocultar su malhumor por lo que está ocurriendo. Y luego, más enojado todavía, usó la ironía para hablar de su tétrica visión de lo que nos espera: “Nuestra vida futura es un espanto. Una baranda terrible y encima te podés prender fuego. Tengo que tener cuidado cuando fumo porque estoy lleno de alcohol en gel».

Tremendas palabras

Por supuesto, gracioso como siempre, agregó: «En cualquier momento termino como Juana de Arco, prendido fuego”. Es bueno recordar, para entender la broma, que la heroína fue quemada viva por los ingleses luego de ser capturada, de ahí la referencia histórica del conductor y, años atrás, fue canonizada finalmente por la iglesia. En Francia se la considera una santa por lo que hizo en su corta pero influyente carrera para liberar a su país que entonces estaba a punto de caer en manos inglesas.

Irónico final

Haciendo referencia a eso, Longobardi, irónico, le respondió a su amigo: «Sería un espectáculo digno de ver. Al menos tenés posibilidades de ser consagrado como un santo”. Por supuesto, al darse cuenta que no tenía una respuesta lo suficientemente irónica para darle a esa cuestión Lanata prefirió guardar un cauto silencio y dejar que hablaran los panelistas del programa de radio en el pase que ambos estaban compartiendo.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados