Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

ECONOMÍA

Los efectos positivos de la cuarentena obligada

Ahorros, gastos impensados y egresos, la «buena noticia»

Entre tantas consecuencias negativas que provoca la cuarentena obligada, es necesario analizar qué efectos positivos podemos sacar de estos tiempos. Por ejemplo, en relación al dinero. No todo lo que lo rodea es una mala noticia que, por cierto, son muchas entre la no facturación, pocos ingresos, deudas, intereses y proyecciones sombrías.

En este caso, el aislamiento provoca en los consumidores compulsivos nada más ni nada menos que el ahorro forzoso. Existe todo un universo de egresos que hoy quedaron relegados producto de las necesidades de estos tiempos. Por ejemplo, y para quienes podían hacerlo, viajar. Muchos a estas alturas buscaban ahorrar para las vacaciones de invierno.

No ahorrar en este ítem es un logro indirecto importante. En el día a día, los «gastos hormiga» -una gran fisura para el control de los egresos personales o familiares- quedaron casi obsoletos en cuarentena. Salidas, postres, restaurantes, gastos ocasionales por el sólo hecho de transitar las calles quedaron en el olvido.

El no exponerse a la maquinaria del marketing en la vía pública también es un ítem a destacar. Estando aislados, sólo se gasta en los alimentos necesarios, en los que nos obliga a cocinar y, en la medida de lo posible, en deliverys. Sólo en los gastos «hormiga» se puede ahorrar hasta un 30 por ciento de los egresos de un mes.

Los rubros son varios. Desde el uso del plan de datos del teléfono móvil que pasó a estar todo el día conectado con wifi en lugar del 4G. También, el «millonario» gasto que demanda cargar combustible al auto. Ahora, sólo el necesario para salidas mínimas, y más aún con los viáticos, egreso que quedó en la historia.

Como conclusión, antes de la pandemia seguramente el ritmo de vida y los hábitos de entonces marcaban el paso de las finanzas personales. Hoy, 40 días después de iniciada la cuarentena, a la fuerza adquirimos hábitos que, sin quererlo, nos trajeron buenas noticias: ahorros forzosos.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados