Conecta con nosotros

Hi, what are you looking for?

El Intransigente

ESPECTÁCULO

«Me salvó el amor de la gente»: Andy Kusnetzoff escuchó el peor momento de una de sus invitadas

El conductor de PH: Podemos Hablar reveló una de las historias más duras de una de sus invitadas.

El sábado pasado, Andy Kusnetzoff recibió a cuatro invitados en PH: Podemos Hablar. Se presentaron en el piso de Telefe, Silvina Luna, Fredy Villarreal, Costa y Lourdes Sánchez, con la debida distancia. El conductor escuchó historias muy duras de parte de los invitados. Una de las más sorprendentes vino de parte de Costa. La actriz transgénero avanzó al punto de encuentro cuando preguntaron quién había estado al borde de la muerte.

Costa comentó que tuvo problemas con su peso cuando tenía alrededor de 30 años. «Llegué a pesar 192 kilos. Yo lo digo siempre a esto, cuando tenés el peso que yo tenía no pensás en matarte, no pensás en suicidio. Pero sí pensás hasta cuándo vas a aguantar, hasta cuándo tu cuerpo va a responder. Yo era joven, tenía 30 años. Toda la vida he tenido situaciones de peso y situaciones muy grandes. Yo destrocé el don de la vida. Lo hice cualquier cosa. No respeté», dijo.

Ante esta historia tan fuerte que estaba contando, Andy dijo: «Cada vez que contás tu historia, no parecés vos». Y ella explicó: «Hay una despersonalización, porque solamente sos tu enfermedad. Imagínate una persona con 190 kilos a los 30 y pico de años de edad. Es vivible, porque tenés la energía de la juventud. Pero todo te cuesta 10 veces más. Bañarte es una empresa. Levantarte de la cama es una empresa. Ni te hablo de una relación».

«Vos no te sentís merecedora de nada bueno. Es terrible», comentó Costa. Entonces Andy quiso saber cómo salió adelante. «Las adicciones no se manejan. Todos los días me enfrento a mi adicción. Yo me levanto pensando qué voy a comer […]. El vacío es tan grande, que vos creés que lo vas a llenar con ravioles y no, el vacío va por otro lado. Cuando vos te hacés cargo de eso, empezás a sanar. Pero, eran 100 kilos más de lo que peso ahora».

La humorista agregó que toda su familia vivió problemas de obesidad. «Yo soy todo lo que no querían que fuera, pero no lo decían con maldad. Yo era el único varón de mi papá. Entonces, no querían que fuera vedette como Silvina, querían que fuera futbolista en Talleres». Andy Kusnetzoff le preguntó: «¿Qué te salvó?». «Me salvé yo. Las ganas de vivir. Me salvó el amor de la gente. Parece demagogia pero es la verdad. Cuando me di cuenta que la gente me quería. En la radio la gente no sabía cómo era yo. Escuchaban mi voz. Así me di cuenta que tenía algo más para dar».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados