Conecta con nosotros

Hi, what are you looking for?

El Intransigente

ESPECTÁCULO

«No me traigas ni gordos, ni negros, ni peronistas»: el fuerte dato que revelaron en el programa de Jorge Rial

La polémica no para y cada vez se suman más detalles.

El escándalo continúa a pesar de que la detención sucedió hace más de dos semanas atrás. El doctor Rubén Mühlberger fue detenido en la clínica de medicina estética donde atendía a decenas y decenas de personalidades del ambiente de la farándula, de la política y también del mundo del deporte. En medio de las investigaciones, Jorge Rial en Intrusos, se encargó de hablar nuevamente del tema.

Y es que uno de sus panelistas, Rodrigo Lussich, la flamante incorporación, habló de la supuesta «habitación del pánico» que el médico tenía, haciendo referencia a cosas realmente muy extrañas. Sin embargo, el momento más picante, fue cuando contó una supuesta indicación que el profesional de la salud le habría dicho a uno de sus colaboradores más cercanos, según lo que manifestaron en América TV.

«Entre tantas informaciones, circuló que Mühlberger le decía a Wally Diamante, su jefe de prensa, ‘no me traigas ni gordos, ni negros, ni peronistas’. Esa es la orden que le baja a su jefe de prensa”, lanzó Lussich. Filoso, Jorge Rial no se quedó callado. “Tengo una mala noticia… los peronistas somos todo eso, así que no vamos a ir ninguno. Igual, coincide con la ideología con su jefe de prensa que también es así”, aseguró.

Muy de cerca

Cuando el conductor comenzó a tratar el tema, contó que su propia hija, Morena , había asistido a la clínica del doctor Mühlberger para iniciar lgún tratamiento. «Me acuerdo que cuando me enteré la quise matar», disparó el marido de la nutricionista Romina Pererio. «Todos pueden caer. Mi hija una vez también fue porque la llevaron y porque el tipo le prometió todo», contó en Intrusos.

«Después, cuando se fue, seguramente él debe haber dicho barbaridades como hacía con todos. Cuando yo me enteré, me quería matar. Pero bueno, cada uno es responsable. Me acuerdo que llamé a la persona que la llevó, me lo quería comer crudo y lo quería agarrar por el teléfono. Obviamente este doctor trabajaba sobre la debilidad del otro. Muchos iban ahí con debilidades, con carencias», lanzó furioso.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados