Conecta con nosotros

Hi, what are you looking for?

El Intransigente

ECONOMÍA

Nueve de cada diez familias argentinas se endeudaron por la cuarentena

Durante el aislamiento, aumentó la cantidad de hogares que se atrasó en el pago de servicios o que debió pedir dinero prestado.

La cuarentena resintió los ingresos de muchos hogares argentinos. Algunos, incluso, debieron recurrir a la asistencia gubernamental para garantizar una entrada de dinero para subsistir durante el aislamiento. Según un informe del Centro de Economía Regional y Experimental (CERX), las deudas no bancarias crecieron 25,9%. Esta suba implica que casi nueve de cada diez familias (87,7%) acumularon compromisos de pago durante el confinamiento.

La entidad reveló que el stock de endeudamiento familiar aumentó 9,5% este mes. El principal responsable de esta suba fue el incremento de las deudas «no bancarias», que aumentaron 25,9%. Estas llegaron a $634.000 millones y son las que se materializan a través de préstamos de parientes o prestamistas, impuestos y expensas. Las bancarias (créditos y financiamiento con tarjeta), por su parte, treparon 2,4% y sumaron $1.187.110 millones.

La institución advirtió que las ayudas del Estado y la flexibilización del confinamiento redujeron el porcentaje de hogares con ingresos nulos. En mayo, solo 4,1% no registró ningún tipo de entrada de dinero. A pesar de ello, la entidad advirtió que ni la asistencia ni la apertura fueron suficientes, ya que el 87,7% de las familias «quedó debiendo algo» este mes. En concreto, cada una adeudaba un promedio de $150.686, sin contar los costos asociados a moras y retrasos.

La directora del CERX, Victoria Giarrizzo, le explicó a la agencia Télam por qué se produjo este salto en la toma de obligaciones de pago. «La mitad de los hogares que quedaron endeudados durante la pandemia eran hogares sin historia de deuda. Es deuda que se toma en momentos de crisis», señaló. Esta opinión se respalda en los datos del informe, que reflejan que el 49,5% de las familias se endeudó por la cuarentena. El 23% ya tenía compromisos asumidos desde antes del aislamiento.

«El crédito en Argentina siempre fue caro, por eso, las familias son reticentes a tomarlo. Sin embargo, con la recesión en 2018, empezaron a aumentar los créditos personales que, si bien ahora ya dejaron de subir, no se están pudiendo pagar», analizó la economista. Como consecuencia de esto último, empezaron «a crecer los intereses y las moras que los tornan impagables», advirtió la especialista.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados