Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

CELEBRITIES

Reina Isabel II: ¿de millonaria a vender tazas para sourvenir?

!-- nota movil abajo titulo reponsive -->

La soberana inglesa atraviesa un duro momento en su reino.

El 2020 ha sido un año atípico para la humanidad entera. Nadie, absolutamente nadie, estaba preparado para encarar esta crisis sanitaria. Si bien las autoridades de la Organización Mundial de la Salud (OMS) establecieron que las personas mayores de 65 años ingresan al grupo “de riesgo”, hay que girar la mirada hacia la reina Isabel II. Está claro que cuenta con el respaldo de un capital humano titánico, sin embargo, a sus 94 años carga mucho peso sobre sus hombros: el de una nación entera.

Desde el palacio de Buckingham, pasando por el castillo de Windsor hasta el palacio de St James, Clarence House, Balmoral y Sandringham: estas son las propiedades que representan la joya de la corona para la familia real británica. De acuerdo a la prensa local, no solo se trata de los lugares en donde se hospedan los monarcas, sino que son parte de la mayor fuente de ingresos para el Reino Unido: el turismo local, nacional e internacional.

Tensa calma

Según las estadísticas, el castillo de Windsor recibe más de 1,7 millones de personas al año, tomando en cuenta los datos de The Royal Collection Trust en el 2018. Mientras que esa misma fuente reveló que la totalidad de ingresos de visitantes se eleva hasta 3,3 millones anuales. En tanto, en el 2019, el Royal Household obtuvo más de 70 millones de libras, lo que equivale a más de 78 millones de euros.

Pero la página web de la realeza anunció el cierre total de las propiedades como consecuencia de la pandemia por el coronavirus. No hay una fecha estimada. Tampoco para el regreso de Isabel II a Buckingham, así que deberá permanecer en confinamiento en Windsor hasta nuevo aviso.  Por otro lado, la prensa local estimó que los ingresos para este 2020 “disminuirán cerca de un tercio; a 18 millones de libras, unos 20 millones de euros”.

Lord Chamberlain, un portavoz del palacio, ha expresado lo siguiente: “Los empleados se enfrentan a la congelación de sueldos y recortes laborales, pero no serán despedidos”. Así que la actividad turística que tanto le importa a la soberana deberá esperar un par de meses para retomar su normalidad. De lo contrario, los ciudadanos se preguntan ¿quién va a adquirir las tazas de sourvenir de Isabel II o las fotografías del príncipe Harry y Meghan Markle en su segundo aniversario de bodas, si las puertas de la realeza están cerradas por primera vez desde 1993 en el caso de Windsor?

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados