Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

MUNDO

Shisha: cuando el virus se apoderada de Franja de Gaza

Una tradición histórica interrumpida por el avance del virus

Todo, absolutamente todo quedó congelado con el arribo del coronavirus. La cuarentena obligada en la mayoría de los países puso un freno en cuestión de horas, y Franja de Gaza no es la excepción. De las bombas y el terror a una tradición suspendida en el tiempo, al menos por ahora «la shisha quedó en el olvido».

En Gaza, sin bombas ni estruendos, hay algo que es también muy evidente: la falta de la «shisha», la pipa de agua que se usa en los cafés locales pero que las autoridades tuvieron que suspender para evitar que dicha tradición acreciente la cantidad de casos. Hasta la fecha, sólo se registraron 20 «positivos» pero desde el Ministerio de Salud no dudan en endurecer las medidas.

«Se suspende la shisha a los clientes. Ni siquiera dando nuevas boquillas a cada cliente y tirando el tubo de plástico después de cada uso. Se descarta la opción de entrar a un café por la noche, al final del ayuno diario», indican las autoridades. Los clientes, en cambio, protestan: «Ciertamente, sentarse en una mesa sin fumar no es lo mismo», cita ANSA.

La «shisha» es un hábito social que permite fumar y conversar entre amigos. Las hay de sabores como sandía o menta aunque en Franja de Gaza predomina el tabaco egipcio de manzana. Hoy, al cierre de cada ayuno diario sólo se puede abrir un paquete de cigarrillos o deseando terminar una pandemia que, por ahora, le puso fin a una tradición histórica.

Ramadán 2020

Pocas cosas son factibles de ser modificadas, sobretodo en otras regiones, países o naciones donde las tradicionales, no occidentales, son inamovibles. Sin embargo, el COVID-19 todo lo puede, como modificar el Ramadán, el tradicional mes del año donde las mezquitas reúnen a 1.500 millones de musulmanes.

Absolutamente todos son llamados a la purificación de cuerpo y espíritu, con un ayuno del alba al ocaso y reuniones familiares o con amistades para comer, rezar y pasar el tiempo hasta la noche. Sin embargo, la edición 2020 nada será igual a causa de la pandemia.

Durante 28 días y hasta el 22 de mayo, “decenas de millones de musulmanes en Medio Oriente y todos los demás rincones del planeta deberán enfrentarse con las medidas restrictivas impuestas por las autoridades de los diversos países para limitar lo más posible la difusión de la epidemia” aún durante el Ramadán, cita la agencia ANSA.

Salvo Pakistán donde se confirmaron más de 8000 contagios, en todos los países árabe-islámicos se prohibieron las plegarias comunitarias de los viernes, el cierre de mezquitas y los santuarios. Así, la clásica postal de estas regiones mutó a sitios vacíos que son símbolo de las tres principales ciudades sagradas del Islam.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados