Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

BOCA JUNIORS

«Bianchi solucionaba todo con su presencia»

Un integrante del cuerpo técnico del Virrey habló del ídolo de Boca.

Carlos Bianchi fue el líder de una época histórica de Boca, que comenzó con la Copa Libertadores 2000. «Fue una locura, un frenesí. Ese festejo lo viví con mucha intensidad. Fue muy impactante. Se me venían toda clase de recuerdos, desde la familia hasta un maestro que me marcó de chico», recordó Julio Santella, histórico preparador físico del cuerpo técnico del Virrey en el Xeneize. Y rememoró toda esa época junto al exitoso DT.

«En lo futbolístico, me acuerdo que no habíamos sacado un buen resultado en La Bombonera y había un clima pesado, pero al conductor nunca se le movió un pelo. Bianchi tenía una presencia tremenda», añadió Julio sobre aquella final contra el Palmeiras en Brasil. «Solucionaba todo con su presencia. Vos estabas nervioso y él te decía “tranquilo, que estamos bien” y te generaba una tranquilidad, una paz»… añadió el profe.

«Si esa misma frase te la dice otro no te conmueve ni te genera nada, pero Bianchi tenía eso. Así son los grandes líderes que actúan por presencia y que muchas veces no necesitan más que eso: estar y transmitir», profundizó Santella en una charla con el sitio oficial de Boca. «Lo que tuvo Bianchi para ir transformando y pasando de equipo a equipo fue brillante. Él sabía que alguien se podía ir y ya venía trabajando con su reemplazo», sentenció.

El recuerdo de Japón 2000

La fecha más importante del ciclo de Bianchi fue el 28 de noviembre del 2000. Aquella noche, Boca venció al Real Madrid en Japón y se consagró campeón del mundo. «Veníamos dulces… El grupo estaba muy fuerte y ese partido era el corolario de lo que ya habíamos superado. Además, siempre me acuerdo que Bianchi analizando al rival nos dijo ‘vamos a sorprenderlos de entrada’. Siempre me acuerdo porque después se dio. Te hace pensar. ¿Tiene la bola de cristal? (risas)», recordó Julio.

«Bianchi sabía que el Real, con su poderío, iba a esperar que salgamos a trabarle la mitad de la cancha, resguardarnos… No esperaba lo que dispuso Bianchi de salir a atacarlos y eso los sorprendió», destacó Santella sobre el planteo. «Ellos tenían grandes jugadores, de elite, pero prevaleció el sentido de equipo y el carácter que nosotros teníamos. Además de que eran grandes jugadores, claro», cerró el profe sobre aquella gesta.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados