Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

BOCA JUNIORS

El recuerdo de Boca en las tandas de penales: «También estábamos preparados para llegar a esa instancia»

Un integrante del cuerpo técnico de Bianchi habló de cómo era el trabajo para los tiros desde los doce pasos.

Boca fue bicampeón de la Copa Libertadores en 2000 y 2001 y ganó ambas finales por penales. Así comenzó una serie de tandas en las que el equipo de Carlos Bianchi pudo conseguir el éxito. ¿Mérito o casualidad? Julio Santella, preparador físico del Xeneize en esa época, defendió los resultados del equipo. «¿La gente valora el juego de un equipo? ¿Esa es su máxima valoración? ¿O quizás lo que más quiere es ganar?», consultó el profe.

«De ahí que las formas de Bianchi y las formas de los equipos de Bianchi no eran del agrado de muchos periodistas que parece que querían otra cosa…», continuó Julio en una charla con el sitio oficial de Boca. «Obviamente que la suerte te tiene que acompañar. El fútbol no deja de ser un juego. Y es el juego menos racional de todos. En el básquet, por ejemplo, siempre gana el mejor. Acá no. Ahora lo vemos bastante seguido en la Copa Argentina«, ejemplificó.

«Por eso también son tan difíciles los pronósticos y nadie ganaba el Prode (risas). Dentro de ese marco de un deporte irracional es que se enmarcan los penales», sostuvo Santella. «Pero, ¿quién es el que ataja más penales? ¿El más malo? ¿Quién es el que mete más penales? ¿El peor? Si yo te digo que no te muevas, que van a patear al medio y pasa eso y lo atajás, ¿es suerte realmente?», sentenció Julio. «Nosotros también estábamos preparados para llegar a esa instancia. Mentalmente ya sabíamos que eso podía suceder y quizás otros equipos no y flaqueaban en esa instancia», cerró.

Agradecido con Bermúdez

Hace algunos días, Jorge Bermúdez elogió el trabajo de Santella con el plantel de Boca en esa época exitosa. «Los jugadores de Boca pasamos a ser parte de elite mundial por su trabajo. Con su disciplina, fue el que nos hacía reventar por la camiseta. Era un preparador físico distinto a todos», sostuvo el colombiano. Y él le agradeció el gesto: «Son palabras que te llenan de orgullo pero fue un trabajo de equipo. Técnico, preparador físico, médico….».

«Todos éramos partícipes del andar del equipo. Carlos, como cabeza de grupo, estaba en todo. Tenía un plan en la cabeza que iba más allá de lo que podíamos disponer nosotros como piezas individuales en lo físico, médico o kinesiológico», contó el profe. «Él sabía ver más allá de la coyuntura y cómo unir al grupo para que todos tengamos el objetivo en la mira, el camino trazado y que todos nos sintamos importantes», cerró Julio, orgulloso de esa etapa.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados