Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

MUNDO

Medio ambiente: hubo récord mundial de CO2 en mayo

Crece la preocupación por el clima en el planeta

La concentración de anhídrido carbónico a nivel global registró un récord absoluto en el mes de mayo, con un pico de 417,1 partes por millón, es decir, 2,4 más respecto del pico de mayo de 2019. Así lo confirmó la Organización Mundial de la Meteorología (WMO) con la información reportada desde la estación de observación de Mauna Loa en las Islas Hawaii, cita ANSA. El medio ambiente, en señal de alarma.

Este sitio es el punto de referencia del programa Global Atmosphere Watch del WMO, con estaciones de observación en más de 50 países, algunas de ellas esenciales para el análisis del planeta. Los 31 días de mayo se convirtieron en el mes más cálido jamás registrado que junto a la concentración de anhídrido carbónico a nivel global récord se convirtieron en alarmas muy sensibles en relación a la salud del medio ambiente.

Amenazas

Mientras aún el mundo encarna una lucha feroz contra el avance del coronavirus en todos los continentes, la guerra que se viene tiene que ver con el clima. Según los científicos, el virus “prefiere el frío seco, mientras se propaga con menos velocidad en los climas muy cálidos y húmedos”. Así lo informaron los investigadores italianos Francesco Ficetola y Diego Rubolini de la Universidad Estatal de Milán, quienes realizaron un estudio a escala global.

Los resultados detallados en el portal MedRxix son preocupantes. En primer lugar, elevan el nivel de alerta de contagios en distintas regiones del hemisferio sur, como América del Sur, Sudáfrica, Australia y Nueva Zelanda. Allí, en los próximos meses, el COVID-19 podría ser mucho más severo dado el clima que se avecina. La Universidad Charité de Berlín detalló en la revista Nature “que el virus SarsCoV2 es un enemigo particularmente insidioso”.

Clima, contagio y virus

¿Por qué? Porque “es capaz de replicarse en las vías respiratorias superiores para propagarse incluso a través de aquellos que sufren de síntomas leves”. Los investigadores detallan que las condiciones climáticas, más las variables de temperatura y humedad, pueden ser determinantes. A dicha conclusión arribaron los investigadores de la Universidad Estatal de Milán tras haber calculado la tasa de crecimiento de contagios en más de 100 países y regiones del mundo.

Dichos datos fueron recabados en los primeros días de la pandemia, donde se especificó que el contagio se produce más rápidamente a temperaturas medias de cerca de 5 grados centígrados y humedad media-baja. Por el contrario, en clima muy cálido y humedades elevadas -como en las zonas tropicales- la epidemia se ralentiza notablemente, incluso para interrumpir la propagación. Pero aquí surge una paradoja notable que ya es analizada por la comunidad científica.

¿Por qué? Porque paradójicamente, “si el clima puede obstaculizar la difusión del virus, el Covid-19 a su vez puede poner en riesgo la calidad de las previsiones meteorológicas, comprometiendo también los sistemas de alerta para los eventos extremos y el estudio de los cambios climáticos”.

Esta es la visión de los expertos de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), que denunció cómo la desaparición del tráfico aéreo redujo severamente la recopilación de datos sobre las condiciones atmosféricas.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados