Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

BOCA JUNIORS

Riquelme habló de la Copa Libertadores 2007: «La hemos ganado claramente»

El ídolo de Boca recordó su última conquista de América.

Fue el mejor momento de su carrera futbolística. Y se dio en el torneo más importante de esta región. Juan Román Riquelme tuvo un semestre soñado en el 2007. Volvió a Boca, donde ya era uno de los grandes ídolos históricos, y logró ampliar su condición de leyenda. Con un nivel pocas veces visto en otro jugador, se desenvolvió en la cancha como el mejor jugador del continente y ganó la Copa Libertadores de ese año prácticamente solo.

En una charla con el Sitio Oficial del Xeneize, el ahora vicepresidente segundo y coordinador del Consejo de Fútbol recordó cómo fue esa temporada en la que terminó siendo campeón de América por tercera vez. «Fueron cuatro meses maravillosos. Disfruté mucho de cada entrenamiento, de tomar mates con los muchachos en el vestuario, de los utileros. Disfruté más afuera de la cancha que adentro. Y eso que ese equipo jugaba muy bien», dijo.

«Hemos tenido la suerte de jugar una gran Copa. La hemos ganado claramente. Seguimos siendo el equipo que en una final marca tantos goles. Daba gusto jugar ahí. He jugado a la pelota como a mi me gusta», opinó el enganche. Y agregó: «Hemos tenido la suerte de contar con un entrenador que es mi amigo, que es una persona que yo quiero mucho, que nos ha hecho jugar de maravillas y que hoy tenemos la suerte de tener de nuevo en nuestro club».

Riquelme, agradecido

«Fue todo muy lindo. El tiempo pasa muy rápido pero los recuerdos siguen siendo hermosos», destacó Riquelme sobre aquella conquista obtenida en Porto Alegre frente a Gremio con un global de 5-0 (récord en finales de Copa). «Yo soy muy agradecido a todos mis compañeros, el cuerpo técnico, a todos los que nos han acompañado y ojalá que los hinchas de Boca lo sigan recordando de la mejor manera. Un beso muy grande para todos», cerró.

La influencia de Riquelme en ese equipo se dio en todos los niveles. Primero por el envión anímico que significó su llegada para sus compañeros, la gente y el club en general. Luego por lo que se vio en el campo de juego, donde se transformó en un líder futbolístico. Y es que no solo jugó e hizo jugar a los demás, sino que encontró una faceta poco vista en él: la del goleador. Marcó en muchas oportunidades y en esa serie final hizo un total de tres.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados