Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

BOCA JUNIORS

Similitudes entre Bianchi y Mourinho: ¿qué dijo Wálter Samuel?

El exdefensor se refirió a los dos entrenadores que lo dirigieron durante su carrera.

Wálter Samuel no fue un jugador más para Bianchi. Ni en Boca ni en el fútbol argentino. Arribó desde Newell’s Old Boys y debutó ante Estudiantes de La Plata por el Torneo Apertura de 1997. Disputó 103 partidos oficiales, convirtió cinco goles y ganó tres títulos (Apertura 1998, Clausura 1999 y Copa Libertadores 2000). Desde 1999 hasta el año 2010, con altas y bajas, jugó 56 partidos y marcó cinco tantos.

Fue uno de los puntos más altos en la época dorada del club. Y además de ser dirigido por Carlos (en más de 700 partidos, ganó 16 títulos), también estuvo bajo el mando de José Mourinho en Inter (con 34 campeonatos conseguidos hasta el momento). «Pueden ser parecidos, tienen bastante a nivel de comunicación. Carlos era un gran comunicador con ustedes, no solo con nosotros. Tirando alguna flecha, llevando algún tema que le interesaba, o como se dice acá: ‘Metiendo púa a algún entrenador'», dijo haciendo un paralelismo.

Más allá de esto, agregó: «Ellos saben manejar muy bien los medios, son muy parecidos. Y transmiten tranquilidad al grupo, porque la responsabilidad la asumen ellos, absorben la presión». Además, llenó de elogios al «Virrey«: «Admiraba cuando se paraba delante del grupo, el respeto que había, todos pendientes de lo que iba a decir. No es fácil de ganárselo, era un señor. Y si te tenía que decir algo, te lo decía y a veces con ironía». Y recordó divertido: «En un partido perdí una marca y yo ya había arriesgado otras veces, entonces me lo señaló sutilmente. Yo estaba tomando mate en la utilería, pasó por ahí y me dijo: ‘Seguí tomando mate'».

Su recuerdo con Bianchi

Samuel es un histórico en la institución de la Ribera y formó parte del glorioso ciclo del «Virrey«. En diálogo con Olé, contó intimidades con el DT: «No tengo en mi mente que me haya dicho que iba a ser titular pero noté enseguida que me dio confianza. A veces hacía descansar a alguien y a mí me seguía poniendo. Y contó entre risas: «Aparte era cercano con los más chicos, sea para despertarnos a mí y Aníbal (Matellán), que éramos de dormir mucho, o para hablar. Sabía cómo éramos nosotros, éramos pibes y no nos dormíamos tan temprano, nos despertaba y se reía».

Con respecto a las charlas con el DT, contó: «Se acercaba y hablábamos de otras cosas, no sólo de juego. Cómo estabas, si tenías novia, de la familia. Después, si tenía que corregir un error era más grupal. Era muy relajado, y eso lo transmitía». Y cerró en relación a la Intercontinental que no jugó contra el Real Madrid: «Me quedé con ganas, soy sincero. Por más que en la Roma me encontré bien, dudé mucho en irme, pero tenía que poner en la balanza ayudar a mi familia y mejorar yo, me hubiese quedado tranquilamente, estaba muy feliz en Boca».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados