Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

BOCA JUNIORS

Un exjugador de Boca recordó una visita de la barrabrava: «Me puse blanco»

Un exfutbolista del Xeneize contó cómo fue el episodio.

Se trata de un hecho repudiable y que genera malestar e incomodidad en los jugadores. Pasa mucho en el fútbol argentino y, lamentablemente, todo indica que seguirá ocurriendo: las visitas de las barrabravas a los planteles profesionales se volvieron una costumbre. Claudio Benetti, exfutbolista de Boca, recordó cómo fue la primera vez que vio ese episodio. En aquel entonces José «El Abuelo» Barrita habló con los integrantes del Xeneize.

«En el vestuario, después de que había hablado el Maestro (Óscar Tabárez), se aparta y se junta con su cuerpo técnico. Ahí vino el golpe en la puerta y, cuando abrieron, creo que fue la única vez en mi vida que me puse blanco«, recordó Benetti. «Imaginate lo que nos decían: que hay que ganar, que atrás viene el otro equipo peleando el campeonato, que se van a ir todos rengos…», manifestó en una charla por Instagram Live con el periodista Julio Pavoni

«Entró con un par de gorilas que, el más bajo debería medir dos metros. Yo estaba con la cabeza medio gacha y nos miró a mí y al Negro (Luis) Medero, que ni estábamos hablando», detalló Claudio. «‘Quédense tranquilos ustedes dos, porque saben lo que es jugar en Boca. Vienen de abajo, pero estos son todos consagrados. No se hagan problemas, La 12 los banca, son de inferiores'», fue lo que le dijeron. «Hacé de cuenta que tenía paperas, tenía acá arriba los huevos. Cuando dijo eso, ¿sabés cómo nos desinflamos? Tiraron la bomba y se fueron», cerró.

El recordado gol de Benetti

Benetti es muy recordado entre los hinchas de Boca porque metió uno de los goles más importantes de la historia: el del título en el Torneo Apertura 1992. «Yo era un pibe, recién arrancaba en el fútbol y soñaba con que la hinchada coreara mi nombre. Me colgué del alambrado en agradecimiento a toda esa gente. Habíamos concentrado una semana antes, nos pasaban muchas cosas por la cabeza. Y yo todavía no sabía si me iba a dedicar al fútbol o me volvía a Córdoba», dijo hace un tiempo.

Aquel 1-1 contra San Martín de Tucumán le dio el título al Xeneize en La Bombonera y su festejo es uno de los que marcó una época: se colgó del alambrado. «El mío fue el mejor, ja. Desde ese día en adelante, Boca salió campeón un montón de veces, pero la Bombonera nunca volvió a estar tan llena como esa tarde ante San Martín de Tucumán. El marco que había era excepcional. Con eso ya soy un claro ganador, ja. En esa época la Bombonera tenía más mística, ahora es más fashion…», cerró.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados