Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

RIVER PLATE

A 38 años del debut de Alzamendi en River

El uruguayo jugó su primer encuentro en el Millonario en 1982.

Antonio Alzamendi es uno de los tantos jugadores importantes que cosechó River a lo largo de su historia. Un día como hoy pero del año 1982 se producida su debut con la camiseta del Millonario. Arribó al club tras demostrar una abanico de recursos técnicos con la camiseta de Independiente. Sin embargo para transformarse una leyenda debió afrontar varios contratiempos. El primero de ellos fue la demostrar que estaba a la altura del Millonario.

Los libros de historia dicen que su camino con la camiseta de River comenzó en un partido frente a Argentinos Juniors por la primera fecha del Torneo Metropolitano. A lo largo del campeonato jugó 26 encuentros y marcó 7 goles. Pero no logró convencer a la gente del Millonario. En el año 1983 fue cedido a préstamo a Nacional de Uruguay. Luego hizo escala en Tecos de México y por último, otra vez en su país de origen pero usando la camiseta de Peñarol.

Los registros periodísticos dicen que en donde estuvo dejó una buena impresión y no defraudó a quienes decidieron apostar por el. Pero el saldo pendiente seguía en River. Para el año 1986 recibió el llamado del Bambino Veira que se encontraba formando la base de uno de los mejores equipos del Millonario. Lo quería si o si en su plantel. Alzamendi entendió que tal vez era la revancha que tanto necesitaba.

Su regreso a la Argentina fue como lo imaginó o no tanto. Tuvo una destacada actuación en la obtención de la Copa Libertadores, la primera en la historia de River, e hizo el gol más importante hasta el momento en la historia del club. Anotó el único tanto del encuentro frente al Steaua de Bucarest en la final de la Copa Intercontinental que se disputó en Japón. Una avivada del Beto Alonso y una corrida del uruguayo, le permitieron al Millonario ser campeón del mundo.

«Mi gol fue más importante que el de Quintero«, expresó en una entrevista que brindó a Costa Febre Monumental. Sin embargo el uruguayo lejos de evitar polémicas decidió aclarar que disfrutó la victoria que se produjo en Madrid. «Me emocioné con el gol de Juanfer, y lo digo sin ninguna envidia ni celos, disfruté mucho de ese gol. Es un golazo, porque se lo hace al eterno rival en una final de América», afirmó.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados