Conecta con nosotros

Hi, what are you looking for?

El Intransigente

BOCA JUNIORS

Benedetto y su paso por Boca: «No me considero ídolo»

El goleador habló de su amor por el club de la Ribera.

Su salida, sin lugar a dudas, fue inesperada. Y más allá de que, con el tiempo, pasará, la gente mostró todo su enojo con él por dejar al equipo en la mitad de la Copa Libertadores. Benedetto tuvo una gran adaptación al fútbol francés y, al igual que en Boca, se ganó rápidamente el cariño de la hinchada del Olympique de Marsella. Desde Argentina, a pesar de que dejó el club hace un año, todavía lo extrañan.

Fue el mejor centrodelantero que tuvo el equipo desde el retiro de Martín Palermo. Muchas condiciones, calidad y técnica. Además, sus números asustaban. Pero más allá de lo hecho por la institución, el atacante era un verdadero fanático del Xeneize. Y no tenía problemas para demostrarlo: para convertirse en refuerzo, a principios del 2016, puso dinero de su bolsillo para cumplir su sueño.

Durante la entrevista con Federico Bulos, contó: «Era imposible haber salido hincha de otro equipo porque toda mi familia es de Boca. Nos juntábamos en una casa a ver los partidos todos los domingos, no fallábamos nunca». Y agregó en relación al equipo que observaba de pequeño: «Me acuerdo que en esa época jugaba el Manteca Martínez, Toresani, la Tota Fabbri. Hasta hoy me acuerdo verlos jugar».

La Bombonera y el tatuaje de Boca

Más allá de los fanatismo, visitar el mítico estadio de Brandsen 805 es un ante y un después. Así recordó el «Pipa» su debut en las tribunas: «La primera vez que fui a la Bombonera fue a los 13 años. La realidad es que una entrada costaba plata y no la tenía. Cuando podía, iba. Después, cuando subí a primera en Arsenal, no fui más. No podía ir siendo jugador profesional, quedaba mal, era chocante». Y añadió: «Iba a la popular con La 12, nunca fui a la platea. Es lo más lindo que hay la hinchada de Boca».

Y al mismo tiempo se refirió a su amor por el equipo, al que tiene impregnado en su piel. En la cintura se puede ver el escudo junto al lema: «Esto es Boca». «El tatuaje de Boca me lo hice un año antes, cuando estaba en América. Veía todos los partidos, gritaba los goles, parecía una señal. Lo vivía con tanta euforia… Le dije a mi esposa que me iba a hacer el tatuaje y me lo hice. Al semestre siguiente hubo un sondeo, cuando estaba el Vasco, que no se pudo dar y al segunda semestre me llamó Guillermo», contó.

¿Se siente ídolo de Boca?

La consulta vino desde el periodista, pero Benedetto mantiene los pies sobre la tierra: «Siento un cariño muy grande, hasta el día de hoy, por la gente de Boca. Y estoy totalmente agradecido. Pero la realidad es que no me considero un ídolo por el hecho de que ídolo es Carlos (Tevez), Riquelme, Palermo, Guillermo…». Y agregó: «Me encanta que me comparen con Martín, que después de él fui el mejor pero no me la creo».

Y cuando de idolatrías se trata, opinó: «Creo que para ser ídolo importan los títulos y un poco también la marca que cada uno dejó en Boca. Si comparás los títulos que tengo yo con los que tienen los demás, hay muchísima diferencia». Más allá de no sentirse un referente en la historia, admitió: «Traté de dar lo mejor de mí cuando vestí la camiseta del club, fue lo más lindo del mundo, un sueño cumplido».

Por último, «Pipa» se refirió a qué lo sorprendió más del llamado «Mundo» Boca»: «Me impactó todo, esa es la realidad. Nunca me esperé el cariño que me dio la gente. Tampoco haber tenido el juego que tuve. Fue el mejor momento de mi carrera, lejos. Metía goles todos los partidos, tenía la confianza muy alta. Lo viví de una manera única pero nunca imaginé tanto». Y cerró: «Si no estás un poquito loco, te cuesta jugar ahí».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados