Conecta con nosotros

Hi, what are you looking for?

El Intransigente

BOCA JUNIORS

«Boca es el caño de Riquelme a Yepes y la patada de Krupoviesa»

Un histórico del Xeneize analizó la historia del club y su etapa como jugador.

Los protagonistas siempre hablan del «Mundo Boca«. Se refieren a lo que significa vivir el día a día en el Xeneize cuando se forma parte del club, como jugador, entrenador o dirigente. ¿De qué se trata esto en realidad? ¿Cómo siente y vive el hincha a uno de las instituciones más grandes del país? Jorge Ribolzi se animó a resumir en una frase lo que es para él: «Boca es el caño de Román a Yepes y la patada de Krupoviesa«.

«Al hincha de Boca le gusta el buen fútbol. Equipos sólidos, que entendían el juego. Boca es un mundo aparte. Lo que transmite el hincha. El que lo entiende rápido da un gran paso», profundizó el «Ruso» en una entrevista concedida a «Cadena Xeneize». ¿Cómo fue su historia en el club? «Llegué a Boca a fines del ’75 desde Atlanta. Tenía 22 años, un pibe. Me casé por civil y a las dos horas fui al departamento de Armando para firmar», recordó.

«Armando era un presidente con una personalidad, una sabiduría, tremenda. Fue extraordinario. Sabía leerte, era un tipo muy hábil. Fue un gran presidente para Boca», contó Ribolzi sobre uno de los presidentes más importantes de la historia de Boca. «Una vez Armando nos dijo ‘Muchachos, nunca se olviden que Boca está por encima de todos’. Esa frase me quedó grabada para siempre», añadió el «Ruso», campeón cinco veces en el Xeneize.

El recuerdo de Marzolini

«Una tristeza la muerte de Silvio Marzolini. Un jugador exquisito, un ídolo de Boca, entre los más importantes. Y una persona extraordinaria. Era humilde, sencillo, con convicciones», comentó Jorge sobre el fallecimiento de unos de los grandes ídolos del club. Y mencionó a otro histórico, con quien le tocó compartir equipo: «El Chapa Suñe fue el gran capitán, tanto adentro como afuera de la cancha. Era un líder».

Por último, recordó también al «Toto» Lorenzo: «Era un estudioso. Te explicaba algo y después se daba el 70 u 80% en la cancha. Era el técnico que necesitaba Boca para ganar todo». «En la charla técnica, antes de la final del ’76, nos reiteró que la barrera de River tardaba en formarse. Que había que patear rápido. El Chapa Suñé nos gritó y la metió en el ángulo. Se dio todo como nos dijo el Toto», sentenció el «Ruso».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados