Conecta con nosotros

Hi, what are you looking for?

El Intransigente

SALUD

En el pico de la pandemia retiraron las trabas para vender respiradores al exterior

Una medida que abre muchas interrogantes.

Hace apenas dos días el país se aterraba con las cifras difundidas por el Ministerio de Salud, 4890 contagios y el récord de 121 fallecidos en un día. Todo parece indicar que estamos en el peor momento de la pandemia y que todos los materiales de prevención tratamiento y mitigación del COVID-19 son esenciales y hay que empezar a cuidarlos como nunca antes desde que empezó esta crisis. Para el Gobierno parece no ser así, de hecho abrió la exportación sin trabas de respiradores.

El mismo decreto emitido por el poder Ejecutivo y publicado hoy en el Boletín Oficial recordó que “dada la situación de emergencia sanitaria y para no afectar la atención sanitaria de la población como consecuencia del brote del COVID-19, resultó necesaria la adopción de nuevas e inmediatas medidas” y que en ese sentido “se dispuso que las exportaciones de aparatos de oxigenoterapia, sus partes y accesorios, debían tramitar un permiso de exportación a ser emitido por el Ministerio de Desarrollo Productivo, con la necesaria intervención del Ministerio de Salud”.

Pese a que el número de contagios es cada vez mayor y no solo está creciendo en la provincia y la Ciudad de Buenos Aires, sino también en distritos como Salta, Jujuy, Formosa y Tucumán, analizan volver a la Fase 1 de la cuarentena. El Poder Ejecutivo consideró que, “frente al dinamismo de la situación epidemiológica y dada la disponibilidad existente de los aparatos de oxigenoterapia, sus partes y accesorios en los establecimientos de atención de la salud de los sectores público, privado, de la seguridad social, de los establecimientos de las Fuerzas Armadas, de Seguridad y de las Universidades Nacionales se entiende que dichos bienes (los respiradores) pueden ser removidos de las normas citadas”.

Además otra arista de análisis es la que comienza a asomar tras esta determinación es la siguiente, si el único sentido de la cuarentena y el aislamiento era preparar al sistema sanitario para enfrentar a la enfermedad y en el país ya tenemos la suficiente cantidad de elementos para hacerlo, por qué no terminar con este aislamiento que ha sido tan dañino para la economía, por qué no reabrir comercios y volver a permitir la circulación y el turismo nacional, de esta manera se reactivaría la economía y el Estado podría empezar a prescindir de erogaciones enormes como la ATP o el IFE y los comerciantes podrían, de a poco salir de la situación crítica en la que se encuentran.

Lo concluyente, es que sin dar mayores explicaciones el presidente decidió excluir “de la exigencia de tramitar un permiso de exportación en los términos del Decreto N° 317 del 28 de marzo de 2020 y sus modificatorios”, a un elemento de suma importancia como son los respiradores tanto fijos como portátiles. No obstante se mantuvo la exigencia del permiso de exportación al alcohol en gel, los barbijos, entre otros elementos relacionados con la prevención de la enfermedad.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados