Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Gasto público
El gasto público aumentó más de $1500 millones por la cuarentena.

POLÍTICA

En plena crisis el Gobierno Nacional sigue aumentando el gasto público y nombrando funcionarios

El gasto político sigue aumentando en nuestro país

Mientras tiene que hacer una emisión récord de deuda pública para poder afrontar los gastos corrientes y los que insume intentar recuperar la alicaída economía argentina, el Gobierno Nacional continúa agrandando el gasto público e incorporando personas a la estructura estatal en este caso, el Poder Ejecutivo nombró a 15 directores en distintos estamentos estatales y dos embajadores, lo que llama la atención es que al menos en la mitad de los nombramientos tuvo que emitir autorizaciones especiales, porque los flamantes funcionarios no cumplían con los requisitos para ocupar el cargo.

Uno de los nombramientos que llamó la atención fue el de Pedro D’Alotto, el actual embajador Argentino en  Sudáfrica como embajador en Botswana, según aclaró el decreto mantendrá su cargo como representante en tierras sudafricanas, por lo que sumará su tercera representación diplomática, ya que también es embajador argentino en la república de Mauricio.

Pero no fue la única de las designaciones que requieren al menos un breve análisis. El Director de Ayudas Urgentes de la Dirección Nacional de Gestión y Asistencia Urgente de la Subsecretaría de Asistencia Crítica de la Secretaría de Articulación de Política Social del Ministerio de Desarrollo Social, Pablo País, no sólo tiene un cargo casi imposible de recordar de memoria, sino que recibió una autorización especial por no cumplir los requisitos para ocupar su puesto y sus únicos méritos para ocupar una función pública que pudimos rastrear fueron ser militante peronista de San Fernando y haber ganado un concurso de escabeche de berenjenas y su CUIT no registra impuestos activos.

Peor las curiosidades no terminan ahí, otro de nombres que llamó la atención, fue el de Juan Pablo O’Dezaille, flamante Coordinador de Asistencia a Instituciones no Gubernamentales de la Dirección de Ayudas Urgentes de la Dirección Nacional de Gestión y Asistencia Urgente de la Subsecretaría de Asistencia Crítica de la Secretaría de Articulación de Política Social del Ministerio de Desarrollo Social, además del cargo rimbombante y no cumplir con los requisitos para ocuparlo, saltó a la fama en el año 2017, cuando lideró un violento piquete en  la avenida 9 de Julio. También fue quien se encargó de negociar con las autoridades, cuando la gestión macrista dejó sin trabajo a cientos de personas en el Ministerio de Desarrollo Social.´

Por último, pero no por eso menos llamativo, está la designación de Pablo Vera, como Director Nacional de Lucha Contra el Narcotráfico, la que atrae la atención hacia esta designación es que el flamante funcionario, no sólo era el presidente del Concejo Deliberante de Avellaneda, sino que además fue uno de los que figuraba en la lista de los políticos y dirigentes que habrían sido espiados durante el gobierno de Mauricio Macri.

De acuerdo con la última actualización de la página web oficial que difunde los salarios de los funcionarios, que data del 2019 cuando aún presidía el país Macri, el salario promedio de un director estatal promedia los 85.000 pesos, es decir que en plena crisis, el Estado Nacional decidió gastas más de 15 millones de pesos anuales en la designación de estos funcionarios.    

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados