Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

BOCA JUNIORS

¿En serio? La frase de De Rossi sobre Bianchi que sorprendió a todos en Boca

De Rossi reveló qué dicen de Carlos Bianchi en Roma y en Boca se sorprendieron.

Carlos Bianchi es, quizás, el máximo ídolo en la historia de Boca. El Virrey es por lejos el entrenador más exitoso en toda la historia del Xeneize y le compite de igual a igual a leyendas que vistieron la camiseta azul y oro como Juan Román Riquelme. Pero así como es visto en Boca, en otros lados no lo destacan tanto a Bianchi. Por ejemplo, en Roma, donde fue director técnico. Daniele De Rossi, ícono romanista y exjugador de Boca, se refirió al Virrey lanzó una frase curiosa sobre cómo lo ven desde Italia.

De Rossi y el recuerdo de Bianchi en Roma

«Bianchi significó muchísimo en Boca, es un Dios», dijo De Rossi en una entrevista con La Nación. El exfutbolista del Xeneize, que volvió a hablar con un medio argentino después de su salida de Boca en enero, comparó la visión que tienen del Virrey en Argentina con la que hay en Italia y se mostró muy sorprendido por las diferencias. «En Roma la gente lo considera medio boludo y eso es increíble», manifestó De Rossi de forma elocuente.

Bianchi es uno de los directores técnicos más destacados en la historia del fútbol y un ícono como De Rossi lo reconoció. «Es un entrenador que ganó todo en Sudamérica, que ganó todo en el mundo. Fue campeón tres veces de la Copa Intercontinental. Entonces, ¿de qué estamos hablando?», se preguntó algo molesto De Rossi. El exmediocampista no logra entender por qué hay tanta disparidad en el trato hacia una figura mítica como la de Bianchi.

Lo cierto es que el Virrey no pudo replicar todo lo bueno que hizo en Vélez y Boca en su paso por Europa. Después de ganarle al Milan en la Copa Intercontinental 1994, la Roma contrató a Bianchi para la temporada 1996-1997. Sin embargo, no le fue nada bien. El equipo ganó 15 partidos, empató nueve y perdió 12 y Bianchi fue despedido por la mala campaña. Además, se enfrentó duramente a Francesco Totti, quien por entonces era la mayor promesa del club y se transformaría en leyenda de Roma.

A su vuelta a Argentina, Bianchi asumió en Boca y volvió a ganar todo para quedar en la historia del club. Tres Libertadores y dos ediciones de la Copa Intercontinental más otros títulos a nivel local lo llevaron nuevamente a Europa. Esta vez, a Atlético de Madrid. Pero volvió a irle mal otra vez y por eso quedó esa imagen algo deslucida de Bianchi en Europa que De Rossi puso en palabras elocuentes. Lo que no quita que sea un ídolo en Boca.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados