Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

ESPECTÁCULO

«¡Estás loco!»: Mariano Peluffo recordó el día que se sintió un personaje de acción

Mariano Peluffo estuvo en PH Podemos Hablar y recordó dos días en los que perdió la cabeza. «Fue tipo Toretto».

Mariano Peluffo fue uno de los invitados de esta semana a PH Podemos Hablar, el ciclo de entrevistas conducido por Andy Kusnetzoff por Telefe. El conductor avanzó al Punto de Encuentro cuando preguntaron quién había tenido un día de furia. Y lo hizo por partida doble, ya que tenía dos historias para contar. Una de ellas fue un pedido especial de Andy, y ocurrió muy cerca del canal. El presentador iba a trabajar cuando ocurrió un imprevisto.

«Eso fue llegando acá. Paré un semáforo y, ¡la que nos pasa a todos! Mirás un segundo el teléfono y el semáforo se te pone en verde. Me tocaba bocina una camioneta atrás. Lo miré y le dije que esperara. Me adelantó la camioneta y me tocó. Yo ya estaba saliendo, había levantado el pie y estaba arrancando cuando me tocó. Entonces me volvió a tocar», contó el conductor. No se lo dejó pasar.

«Miré y me hacía señas con el dedo. Fue como muy rápido, fue tipo Toretto. Metí la reversa y cayeron las dos ópticas de la parilla de la camionetita«, dijo Mariano Peluffo. «¡No! ¡Estás loco!», le gritó Andy. «Le dije, ‘se puso la reversa’. Mientras tanto escuchaba el ‘vos sos el de la tele’ y dije, ‘me voy porque salgo al aire’. Y cuando me estaba por ir escuché el ruido del motor de la camioneta. No le arrancaba. Pero me fui igual».

Otro día de furia

«Le pido disculpas si está mirando porque la verdad eso no lo debería haber hecho», remarcó el conductor. Y esta no fue la única ocasión en la que se sacó totalmente. «Un día estábamos en mi casa, con mis hijas chiquititas en el patio que da a un colegio, donde a veces hay eventos los fines de semana. Entramos, tengo persianas de metal y escuché un golpe, lo primero que pensé es que querían entrar. Pero se escuchaban como risas del otro lado», dijo.

«Y miro un pedazo de hierro grande y abollada la persiana, lo tiraron del colegio por arriba de la paredes. Me preocupé muchísimo porque podría haber golpeado fatalmente a alguna de mis hijas. Por eso decidí hacer un reclamo en el colegio. Digo: ‘Hola, qué tal buenas noches. Esto lo tiraron por arriba de la pared’. Y me dicen: ‘Oh, el de Gran Hermano…’, continúo: ‘esto lo tiraron por arriba de la pared, si le llega a pegar a mis hijas… ‘. Y me respondieron: ‘No pasa nada, comete un paty…«

Esto fue lo que enloqueció a Mariano Peluffo. «Yo estaba como loco, y no me daban bola y me dicen: ‘ya fue capo, no pasa nada’. Había un ventanal grande de cuatro metros por dos, y lo estrellé con el hierro, se armó el quilombo, y me dicen: ‘No, pará, estás loco’. Dije: ‘no pasa nada’», cerró el conductor, que no pudo tolerar que no lo tomaran en serio. De este incidente no se arrepiente.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados