Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

CELEBRITIES

J.K. Rowling enfrenta las consecuencias reales de sus dichos transfóbicos

La afamada escritora está recibiendo malas noticias sobre la reproducción de su obra.

Todo acto tiene su consecuencia y esto es algo que está experimentando J.K. Rowling luego de las polémicas declaraciones que hizo en Twitter y por las cuales la acusaron de transfóbica. Las ventas de sus libros de “Harry Potter” han caído considerablemente desde el mes pasado, pese a que la venta de títulos impresos de ciencia ficción en general han ido en aumento en Estados Unidos a partir de mayo, pero no es el caso de su obra.

Los libros de J.K. Rowling aumentaron solo 10.9% en contraste con el 31.4% que registraron el resto de obras. Esta disminución llega después sus dichos sobre las mujeres trasngénero que le valieron en su momento un aluvión de críticas y posturas en contra. Por otro lado, el caso específico de las ventas de “Harry Potter” solo subieron 7.7% en el último mes de acuerdo a las cifras aportadas por BookScan.

Y si bien es cierto los libros se han vendido, el porcentaje de salida de títulos impresos de la autora inglesa es mínimo si lo comparamos con el mismo periodo del año pasado cuando las ventas subieron 35%. El año pasado J.K. Rowling lanzó también cuatro nuevos libros basados en la exitosa saga literaria que fue adaptada al cine y relacionados con el audio libro History of Magic, es muy probable que esperara un incremento en las cifras, pero la realidad es otra.

La polémica comenzó cuando J.K. Rowling se refirió a la efectividad de las terapias de conversión y cuando fue a Twitter para criticar un artículo de opinión que hablaba sobre las personas trans, todo se salió de control. “Estoy segura de que solía haber una palabra para esas personas. Que alguien me ayude. ¿Wumben? ¿Wimpund? ¿Woomud?”, escribió la autora junto al tuit que encendió las críticas en las redes sociales.

Los usuarios de las redes sociales le exigían a J.K.Rowling disculpase y la tildaron de ser transfóbica, al tiempo que defendían que los hombres transgénero pueden tener la menstruación y las mujeres trans no. Todo escaló un nivel más cuando los protagonistas de Harry Potter alzaron sus voces para manifestar su rechazo a la postura de la famosa escritora y ahora los trabajadores de la editorial de su nuevo libro se sumaron al repudio.

Los últimos informes de la prensa local reseñan que los empleados de Hachette se están negando a continuar trabajando en The Ickabog, el último relato dirigido a niños creado por Rowling y cuy estreno está previsto para finales de este mismo año. De acuerdo al Daily Mail, los empleados con edades entre 20 y 30 años manifestaron su deseo de demostrar apoyo hacia la comunidad LGBTQ, afectada por los comentarios de la escritora.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados