Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

CELEBRITIES

Keanu Reeves y el extraño motivo por el que rechazó la secuela de “Máxima Velocidad”

!-- nota movil abajo titulo reponsive -->

El actor de “John Wick” se negó a regresar y la decisión terminó por costarles millones de dólares al estudio.

Si bien, con una carrera de más de tres décadas podemos admitir que Keanu Reeves es un actor consagrado y de los más queridos de Hollywood, a principios de los noventa todavía era una figura poco conocida. Si bien iba ascendiendo a paso firme en Hollywood, para 1994 llegó el tanque cinematográfico que finalmente lo puso en boca de todos: “Máxima Velocidad”.

La película de acción de Jan de Bont impulsó notablemente no solo la carrera del actor sino de una joven Sandra Bullock. Pero además fue el primer gran rol como figura de acción para Reeves. Previamente, la mayor parte de su filmografía correspondía a comedias, películas románticas o dramas, muchas de ellas dentro del ámbito independiente como “My Own Private Idaho”.

Al añadir excelentes actores secundarios como Dennis Hopper y Howard Payne, y mantenerse en la nota alta la mayor parte del filme,  la película se convirtió en un éxito inmediato de taquilla. La creación de una secuela era inevitable, y existía la posibilidad de que se convirtiera en toda una franquicia. Sin embargo, Keanu Reeves se negó a regresar y la condenó al olvido.

¿Qué era lo que realmente lo mantenía alejado de Speed 2?

Según fuentes oficiales, a Reeves le ofrecieron 11 millones de dólares por la secuela. Sin embargo, el actor la rechazó. Los tabloides expresaron que la decisión de Keanu se basó en que “no quería hacer dos películas de acción seguidas”. Aun así, se metió en lo que puede haber sido la peor película de su carrera, la olvidable: Johnny Mnemonic.

Quizás Reeves dio la primera prueba de que a no todos los actores le interesa solo el dinero. Según lo mencionado en otras entrevistas de televisión, al leer las inconsistencias en el guion de “Máxima Velocidad 2”, decidió echarse atrás. A decir verdad, su corazonada no fue del todo desacertada, ya que la película estrenada en 1997 resultó un desastre crítico. Sin embargo, la presencia de Keanu, al menos podría haber ayudado en taquilla.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados