Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

RIVER PLATE

La increíble confesión del Burrito Ortega: «Jugué en los peores River de la historia»

El ídolo Millonario le brindó una entrevista a Atilio Costafebre donde repasó toda su carrera.

Hay pocos jugadores que son sinónimo de River y uno de ellos sin dudas que el Burrito Ortega. Debutó de la mano de Passarella con sólo 17 años y desde entonces se ganó para siempre el corazón de los hinchas a pura gambeta. Fue parte de una de las mejores épocas de la historia del Millonario en los 90, coronando todo con la obtención de la Copa Libertadores del 96 con Ramón Díaz como entrenador. Luego de eso comenzó a desandar su camino por Europa.

Más allá de la gloria, el jujeño también pasó por momentos doloroso relacionados con el club de Núñez. En su momento no le dieron la chance de retornar en el 2004, razón por la cual se puso la camiseta Newells. «Me dolió muchísimo hacerle ese gol a River. Los dirigentes dijeron que no arreglaba por plata. Jugué dos años gratis en Newells mirá si no iba a querer volver a River«, expresó el un gran charla de Instagram con Atilio Costafebre.

Luego de haber salido campeón en la Lepra, se le abrieron nuevamente las puertas del Millo en lo que fuer su última etapa dentro del club que lo vio nacer. Sin embargo, las cosas no se dieron como Ortega esperaba. «En la última etapa que viene a River venían jugadores que no eran para River. Traían a cada jugador que era difícil jugar. Era un quilombo. La verdad que me tocó estar en los peores River de la historia«, reconoció el Burrito.

Luego agregó: «Pasé momentos feos, pero bueno se dio así», recordó con un tono de apenado por lo que fueron esos años de penuria en el club de Núñez. Algo que distaba mucho de sus orígenes con la camiseta de La Banda. «Mi mejor época fue del 92 al 96, esos años fueron fantásticos, era un jugador completo«, sentenció Orteguita, que todavía sigue alegrando a los hinchas con las gambetas que llenan horas de video en canales de YouTube.

Lamentablemente el jujeño no se pudo retirar en el club de sus amores. Sin lugar en el equipo se marchó a All Boys en el 2011, y posteriormente finalizó su carrera en Defensores de Belgrano, curiosamente a unas cuadras de la cancha de River. Más allá de esto, Ortega tuvo un reconocimiento que sólo es para ídolos absolutos del La Banda: un partido homenaje en un Monumental repleto. Fue en el 2013, donde el rey de la gambeta se llevó su última gran ovación frente a su gente.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados