Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

BOCA JUNIORS

«Riquelme pedía permiso para ir a tomar mate y volvía cuando arrancaba el entrenamiento»

Un integrante del cuerpo técnico de Boca en 2007 reveló algunas costumbres del ídolo.

Juan Roman Riquelme fue uno de los mejores jugadores que tuvo Boca a lo largo de su historia. El enganche siempre se destacó cuando usó la camiseta del Xeneize y lo hizo con un estilo en particular, una forma de jugar y de ver el fútbol con la que logró marcar una época. Por supuesto que también tenía sus costumbres a la hora de prepararse para cada partido. Un exintegrante del cuerpo técnico del club recordó su etapa con Román.

En una charla con el Diario Olé, Hugo Gottardi, quien fue ayudante de campo de Miguel Ángel Russo en el 2007 (cuando el equipo fue campeón de la Copa Libertadores de América) contó cómo eran los entrenamientos con el mediocampista. «Riquelme era un chico especial, pero siempre respetuoso. Por ahí empezábamos la práctica con un loco y te pedía permiso para ir a la utilería a tomar mate y volvía cuando arrancaba el entrenamiento en sí», reveló.

«Y entrenaba como el que más. Son de esos jugadores que juegan hasta lesionados. Como pasó con Libertad, en la Copa. Ese día reguló todo el partido, aceleró cuando debía y lo definió», aclaró Hugo. «Casi no hay que darle indicaciones, a lo sumo lo tenés que acomodar en una pelota parada en contra. Después, es andá y jugá. Pero él era tan inteligente que cuando se cansaba, lo mandaba a Dátolo a correr y él se posicionaba en su lugar. Era así», sentenció.

Sus años junto a Russo

«A Riquelme le gustaba mucho hablar de fútbol. Se quedaba con nosotros después de la práctica charlando. Después, siempre respetuoso: venía el hermano a visitarlo al hotel y él pedía permiso», continuó Gottardi sobre el ídolo. «Muchos te preguntan, ‘Che, ¿era jodido?’. Nosotros no tuvimos ningún problema. Pero ni uno, eh», afirmó el ayudante de campo que ahora, a los 66 años, anunció que será entrenador en solitario por primera vez.

Gottardi trabajó 30 años con Russo y vivió toda la carrera de Miguel como entrenador. «Los campeones por algo salen campeones. Millonarios por ejemplo era un equipo ordenado. Pasaban los laterales constantemente, iba al frente. El Vélez del 2005 también jugaba bárbaro. Y ni hablar el Boca campeón de América… Pero también en Central, con el Chelito Delgado y Figueroa arriba, se jugó muy bien al fútbol. Hubo varios», recordó sobre el camino recorrido junto a su amigo.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados