Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

SOCIEDAD

Ruta del dinero K: ¿por qué es una semana clave?

El juicio tiene como principal imputado al empresario Lázaro Báez.

En medio de la inminente liberación de Lázaro Báez, atada al pago de una caución de 632 millones de pesos, el Tribunal Oral Federal número 4 dispuso hoy que el próximo martes se reanude el juicio por la denominada «Ruta del dinero K» contra el empresario por presunto lavado de dinero y sus hijos, entre otros. El proceso judicial se llevadá adelante de manera virtual continuando con el alegato de la Oficina Anticorrupción.

Además, los jueces establecieron que de ahora en más se harán dos audiencias por semana y no una, como venía siendo desde que comenzó el debate en octubre de 2018. El cambio responde a un pedido de la Cámara Federal de Casación Penal que había reclamado que se hagan audiencias con más frecuencia para agilizar el proceso. El juicio que está en su tramo final será con más de 20 acusados siguiéndolo por una plataforma virtual aportada por el Consejo de la Magistratura, ya que fue positiva una prueba realizada esta misma semana a través de Zoom.

Antes se habían suspendido tres fechas de reanudación debido a fallas en las pruebas realizadas: «se cortaba el audio, se congelaba la imagen, no se veían correctamente las diapositivas que exhibían las abogadas de la Oficina Anticorrupción», remarcaron los jueces. En la resolución, los magistrados le dieron respuesta a la Sala IV de Casación que los había criticado por la lentitud del juicio. El Tribunal recordó que recibió en marzo de 2018 la causa y que ya en octubre dio inicio al juicio oral y público, e incluso le dio respuesta a una exigencia de la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal que le había reprochado el hacer sólo una audiencia por semana y reclamaba que fuesen tres.

A su turno, los jueces Guillermo Costabel, Adriana Pallioti y Gabriela López Iñíguez detallaron los juicios que cada uno de ellos tiene en simultáneo al de la «Ruta del dinero K» y que debido a ello la decisión de una audiencia por semana «no fue antojadiza ni caprichosa, sino que fue el producto de una razonada deliberación entre los suscriptos para lo cual se tuvo en cuenta la carga laboral».

«Produce estupor», dijeron desde el tribunal sobre el reproche de Casación, al tiempo que «atribuyéndose facultades extraordinarias, para lo cual equivocadamente evaluaron de manera parcial y aislada, soslayando las demás actividades jurisdiccionales llevadas a cabo y organizadas por este Tribunal que influyen directamente en el cronograma de audiencias, circunstancias que imponen dejar de manifiesto nuestra total discrepancia con la exigencia dispuesta», replicaron.

Incluso, aseguraron desde el Tribunal que «la cantidad de trabajo a lo largo de la pandemia, lejos de haber sido escasa, ha sido particularmente dificultosa, lo que debe ser resaltado, sobre todo por la carencia de recursos que se padece y que no encontró una solución en los órganos que ejercen superintendencia sobre los Tribunales Orales», en clara crítica a Casación. Tras extensos cuestionamientos a Casación, el Tribunal resolvió fijar dos audiencias por semana: en la primera serán martes y jueves, y a partir de la sucesiva los días miércoles y jueves con la continuidad de alegatos.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados