Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

ESPECTÁCULO

«Si Marcelo me cortaba la pollera, atrás venía un sopapo»: el duro relato de Mónica Farro

Mónica Farro habló de la violencia de género que vivió con una de sus exparejas, el Negrito Luengo, productor de Ideas del Sur.

Mónica Farro denunció a un productor de Ideas del Sur, el Negrito Luengo, por violencia de género en 2012. No lo hizo frente a la Justicia, sino ante el público, por miedo a las consecuencias. La vedette estuvo en pareja con el productor de Showmatch durante varios años. Después de mucho tiempo, volvió a hablar de este asunto en una entrevista vía Instagram y contó cómo fue vivir esta situación de maltrato.

«Todos me preguntan por qué me dejé golpear. Después de que te golpean te piden perdón, lloran, te traen bombones, flores, chocolates, un perro, un gato… Te traen lo que sea para que los perdones. Los perdonás y estás tres días bien y vuelve a pasar lo mismo. Pero si estás enamorada, o creés estar enamorada, siempre le volvés a creer y tenés una necesidad muy grande de que esa persona cambie. Pero no la vas a cambiar. El que es golpeador va a ser golpeador toda su vida«.

«Después me enteré que antes de mí había golpeado a su pareja anterior y no sé si después de mí también», contó Mónica Farro. Ella era parte del elenco del Bailando por un Sueño cuando hizo su denuncia. Después de decir en televisión lo que había pasado no la volvieron a convocar al certamen. «Te rebajan tanto y te hacen sentir tan nada y tan dependiente de ellos… Yo vivía con él, trabajaba con él y su familia era mi mundo».

«No es como ahora que te dicen sacate una foto, andá a la policía, denunciá. Antes te decían que no dijeras nada. ‘No te van a creer’, ‘sos extranjera’… ¿Por qué si soy extranjera no me van a creer? O te decían, ‘estás en el Bailando, ¿te imaginás la fama que te vas a hacer?'», dijo Farro. Y agregó: «La culpa de todo era mía. Si Marcelo (Tinelli) me cortaba la pollera, atrás venía un sopapo«, dijo la vedette.

La mediática comentó que el estar lejos de su familia y de su país fue otro factor que la llevó a apegarse a esta relación, a pesar de lo que vivía. «Era una persona que no soportaba que yo tuviera carácter o que yo le contestara. Él no tenía nada para darme porque yo ya había tenido todo. Él me conoció en esto, me conoció en la pista del Bailando, él era mi productor. Entonces ya sabía cómo eran las reglas del juego. Yo tenía prohibido discutirle, tenía prohibido mirar a Marcelo a los ojos…»

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados