Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

BOCA JUNIORS

Terrible acusación de Pablo Álvarez contra Boca y River: «me robaron»

El lateral no tuvo pelos en la lengua al lanzar su acusación.

Pablo Álvarez, lateral de 36 años de edad, tuvo una carrera más que prodigiosa dentro del mundo del fútbol. Surgió de las inferiores de Boca y recibió la confianza de Carlos Bianchi para patear un penal en la definición de la recordada semifinal del 2004. Luego tuvo pasos por Estudiantes de la Plata, donde se consagró campeón en el 2006 y posteriormente tuvo la chance de emigrar a Europa, donde los dirigió por ejemplo Diego Simeone en el Catania.

También tuvo dos pasos por Rosario Central, el primero en el 2009 y el segundo entre el 2015 y 2016 de la mano de Eduardo Coudet. En su segundo ciclo mostró su mejor versión con la camiseta Canalla de la mano de Eduardo coudet. Sin embargo, hubo algo que le quedó trunco. En declaraciones con Matías Adrorisio comentó que si algo le faltó en su carrera fue haber podido salir campeón con el conjunto rosarino.

«Si a mí me preguntás algo de toda mi carrera futbolística, qué cambiaría o que me hubiese gustado cambiar, yo tengo una espina muy grande de no haber podido salir campeón con Central», afirmó. Y en ese sentido, recordó las dos finales de Copa Argentina que perdió con Central, la primera en el 2015 contra Boca y la segunda un año más tarde con River. Sin pelos en la lengua, el defensor lanzó una terrible acusación contra sus rivales y los diferentes arbitrajes.

«A mí me robaron dos finales, me las robaron. Me las chorearon. La de Boca fue un robo pero bueno, ya se sabe«, afirmó, puntualizando más en el partido con el Xeneize que con la derrota frente al equipo de Gallardo. Asimismo se refirió al papel del árbitro Diego Ceballos, el cual no volvió a dirigir en primera división luego de aquella noche fatídica en Córdoba. «No puedo opinar. No se puede opinar de un mamarracho», lanzó.

Luego agregó: «El gol de Larrondo de pelota parada es un offside inexistente, está en la misma línea. Lo han pasado por 200 millones de programas. Pero bueno, a veces ante los poderosos uno juega en desventaja. Lamentablemente quedó en el pasado pero nos robaron la final o por lo menos sentí que me robaron la final«, sentenció Álvarez, que todavía siente el dolor de aquel partido, más que nada por la forma en la que se dio la derrota.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados