Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

ESPECTÁCULO

«Violencia simbólica»: siguen las repercusiones por la tapa discriminatoria sobre la hija de Máxima de Holanda

En «Intrusos» ahondaron sobre la portada que generó revuelo.

Tras el repudio en las redes y algunos medios tradicionales, la revista Caras tuvo que dar explicaciones sobre la tapa que le dedicaron a Amalia, la hija de Máxima de Holanda, en donde la discriminaron por su imagen. En Intrusos, el popular programa de Jorge Rial, reflexionaron sobre el tópico y se metieron en el interior del artículo. En el mencionado, detectaron que la nota reflejaba los mismos problemas de la portada.

«Usan la palabra redondez. El interior es un horror también, sobrevuelan las palabras para no decir ‘gorda’«, comentó Pallares sobre el violento artículo. Además, recordaron el trastorno alimenticio de la hermana de la reina: «Se suicidó Inés la hermana de Máxima, que padecía anorexia». «Le quisieron decir gorda, como toda la familia», señaló Lussich sobre un fragmento en el mencionan que la joven se parece al lado de paterno de su árbol genealógico.

Por su lado, Jorge remarcó que el medio podría haber hablado de otros aspectos de Amalia, que es mucho más que esa foto en la que hicieron hincapié. «Está adelantada unos años en los estudios, labura en una cafetería. Tiene un montón de valores que se podrían haber destacado. Lo que jode es el sobrevuelo semántico para no decir gordura, para no decir lo que tienen ganas de decir», remarcó el conductor.

La opinión de una especialista

Rial también decidió hablar con Mónica Katz, una nutricionista para darle más profundidad a la cuestión. En relación a publicación, la profesional de la salud expresó: «Es violencia simbólica de género, habría que repensar cuál es la función de una tapa calificando el cuerpo de una persona cuando es una foto familiar de una mujer y nada más». En este marco, resulta de interés mencionar que la imagen se obtuvo de un retrato de la Casa Real para la temporda de verano y fue recortada para hacer énfasis en la joven.

«Varias mujeres de la realeza tienen trastornos alimentarios», aseguró Katz. Por otro lado, analizó que los cánones de belleza actuales son mucho más nocivos que los de antes: «Marilyn (Monroe) hoy estaría dieta y no estaría en el Bailando, tampoco Naomi Campbell». No hay trastorno alimentario si obsesión y exigencia», comunicó la nutricionista sobre un tema que afecta a un amplio universo de personas.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados