Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Matías Almeyda

DEPORTES

Amor por la camiseta: se cumplen 11 años de un gran gesto de Matías Almeyda

El volante dejó el retiro para volver a ponerse los botines y defender la camiseta del Millonario.

Pocas veces se producen grandes demostraciones de amor como la que hizo Matías Almeyda por la camiseta de River. Un día como hoy pero del 2009, el volante hizo su «estreno» con los colores del Millonario en la fecha 2 del Torneo Apertura. No fue un simple regreso de alguien que se quedó con la ganas de seguir jugando. Fue la vuelta de una persona que puso en la balanza todo lo que sentía por la institución y que decidió darle una mano en un momento muy complicado.

«Yo vengo totalmente positivo, a partir de ahora son los mejores momentos. Voy a entrar al vestuario como siempre entre y romperme el alma en cada entrenamiento para demostrar que quiero jugar», manifestó en una vieja conferencia de prensa a días de su nuevo debut con el Millonario. Lo cierto es que el volante, de 35 años de edad, venía de una mala experiencia en Fénix de la primera C. Y allí decidió que era momento de seguir jugando pero para el equipo senior de River.

Sin embargo en una charla con Enzo Francescoli fue todo lo que originó para que vuelva a transformarse en jugador del Más Grande. «Ni bien me puse la camiseta en el Super 8, dije mira flaco qué lindo, qué placer y allí me dieron el empujoncito para que concrete esta posibilidad», expresó. En aquella oportunidad se habló mucho sobre sus condiciones físicas para afrontar los 90 minutos. Tanto fue el revuelo que se le ofreció un contrato por 6 meses y un sueldo por partidos jugados.

No solo superó la barrera inicial impuesta por la comisión directiva que comandaba Daniel Passarella sino que además se volvió uno de los mejores futbolistas. Por momentos River se construía en base a Matías Almeyda. Y todos los entrenadores que se encargaban de manejar los hilos del club decían lo mismo, el Pelado era el mejor jugador que tenía el plantel por lejos. Algo que también marcaba el duro presente que vivía el Millonario.

Las estadísticas señalan que disputó un total de 64 encuentros repartidos entre los Torneo Apertura del 2009 y 2010 y los Torneo Clausura del 2010 y 2011, más un cotejo por la promoción frente a Belgrano de Córdoba. Aquella derrota, que significó la pérdida de categoría para River, fue un punto final para su carrera. No obstante marcó el nacimiento de otra etapa: la de director técnico. Se transformó en la persona que devolvió al Más Grande su lugar de pertenencia.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados