Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Andalgalá
Foto Stephan Sauzuk

VIDA & ESTILO

Andalgalá, un trozo de historia oculto entre los valles

Pasado y presente se junto en un marco natural increíble

La historia argentina vive en Catamarca. El turismo en esta provincia no es sólo paisajes y  lugares de ensueño. Además gran parte del devenir precolombino quedó grabado en los caminos y los pueblos del oeste catamarqueño. Pero su quiere conocer un lugar con una historia increíble, es menester llegar a Andalgalá. Acá nació el Gran Alzamiento Calchaquí que destruyera tres veces a Londres, y que lideraba don Juan Chelemín, el bravo cacique de Andalgalá.

Luego de medio siglo de lucha, finalmente fueron sometidos los aborígenes alrededor de 1658. Como trofeo de esa victoria Don Francisco de Nieva y Castilla, fundó el fuerte de San Pedro de Mercado del Valle de los Andalgalas, donde hoy se encuentra la ciudad cabecera. De allí deriva el nombre de “El Fuerte de Andalgalá”, como se conoció durante dos siglos a este enigmático lugar, que asombra a los visitantes. Para llegar al pueblo, hay que partir de Catamarca por la ruta 1, no hay forma de perderse, luego de recorrer 250 kilómetros desde la capital el cartel de bienvenida de la ciudad lo sorprenderá.

Hablar de lugares para visitar en un espacio tan breve, es casi un insulto, pero intentaré hacerle honor a este poblado de la zona oeste de Catamarca. Un imperdible, obviamente es el Pucará de El Aconquija, un fuerte Inca situado ubicado en la cima de un pequeño cerro, a la altura de la planicie conocida como Campo del Pucará donde se libraron fieras batallas. Los vestigios de esta fortaleza no son fáciles de encontrar están sobre sobre el cerro que está ubicado al norte del arroyo Campos. Se puede observar la existencia de murallas defensivas y puertas protegidas por muros. Las construcciones destinadas a vivienda son de dos tipos: unas altas que corresponden a habitaciones y las de paredes bajas que delimitan dependencias complementarias.

Pero, nadie puede visitar la zona oeste de Catamarca sin reparar en el pasado y presente minero de toda la región. Si va a Andalgalá en los próximos meses tendrá la suerte de visitar la Mina de Santa Rita aún abierta al público. El campamento minero está 3.850 metros sobre el nivel del mar. Buenas noticias, en la cima hay un hotel donde podrá pasar la noche y descansar del trayecto que lo lleva hasta la mina. Desde allí puede recorrerse la mina por un túnel cortaveta de 380 metros de largo, en un trencito minero único en el país.

Pero para quienes gustan de algo nuevo, que nunca podrán hacer en la vorágine de las ciudades, puede visitar el Mayorazgo de Huasan. Sólo tres kilómetros separan a la ciudad de Andalgalá de este lugar místico. El complejo combina historia, mitología, turismo rural y ecológico. Actualmente es un establecimiento agroindustrial y  permite alojamiento en su estancia, existe allí un olivo de 400 años que los jesuitas criaron en la zona. Es una estancia de aproximadamente 20.000 hectáreas que puede recorrerse participando de las actividades propias del campo: labranza, corridas, fabricación de dulces caseros, cabalgatas.

Andalgalá, es un lugar que no puede recorrerse en un fin de semana, prepare su bolso, ponga ropa cómoda y embárquese en esta aventura histórica. Buen viaje.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados