Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

ESPECTÁCULO

Baby Etchecopar: «Una perdida irreparable. Me cuesta mucho arrancar. No dormí. Se me cruzaba la imagen de él»

La muerte de un ser querido puso muy mal al conductor. ¡Fuerza!

Baby Etchecopar, como sus amigos Jorge Lanata, Eduardo Feinmann y Alejandro Fantino, no tiene ningún inconveniente en decir, siempre, lo que piensa, incluso la tremenda noticia que recibió y que sacudió de los pies a la cabeza, su mundo personal porque una muerte muy cercana lo tomó absolutamente por sorpresa: «Les voy a contar la historia de Pini. Un artesano. Un tipo que yo lo admiré y lo admiramos todo, tanto, porque empezó en Arrecifes y arrancó con un galpón que le dio la municipalidad».

Y agregó: «Fuimos a ver lo que iba a hacer. Yo siempre lo catalogue como el Walt Disney de los autos. Fue de la nada a montar un imperio. Ayer recibí un llamado y no lo podía creer. Se murió Pini. Iba andando en bicicleta y lo mató una moto. Una perdida, una perdida irreparables. Nos quedamos todos desolados. Mucho dolor. Mucho dolor porque estamos desgarrados. Me cuesta mucho hoy arrancar. Pero no dormí en toda la noche. Se me cruzaba la imagen de él y el último asado que comimos. Y bueno, no se, que va a quedar. Pero bueno, gracias por ser tan buen tipo».

Por supuesto, no siempre Baby es tan calmo, días atrás fue noticia por la dura carta que le dedicó ni más ni menos que al señor presidente Alberto Fernández: «Señor Presidente: Ninguno de los que fuimos a la marcha intentamos doblarle el brazo. Tal vez lo más cercano a su anatomía fue querer abrirle las orejas. ¿No escucha, estimado Presidente, que hay un país fundido, cansado, agobiado, desilusionado que esperaba lo que prometió y a cambio solo tuvimos ‘cientocincuentena’?» (sic).

Y luego agregó: «Señor Presidente, ya somos adultos y nos enteramos que [Juan Domingo] Perón y [Raúl] Alfonsín están muertos. O sea, que somos huérfanos y desamorados y, en líneas generales, no queremos una madrastra [Cristina Kirchner] sospechada de delitos. La calle es nuestra porque la presidencia dura cuatro años, pero el título de ciudadanos es para siempre. Quizás no se dio cuenta que la gente, de tanto estar encerrada, aprendió a salir. Pero como, según usted, salir es un delito, solo lo hacen para cosas muy necesarias como, por ejemplo, decirle ‘no’ a la impunidad de la madrastra» (sic).

Pero el texto continuó: «No estamos preparados para soportar las insolencias de un Moyanito [por Hugo Moyano] o de un [Luis] D’Elía o de un Aníbal [Fernández], entre otros, o las chicanas pueriles típicas de un viaje de [egresados a] Bariloche de Cafiero III [por el jefe de Gabinete] en líneas de sucesión del virreinato del Estado. Señor Presidente, tal vez esta marcha no le gustó. Me hubiese gustado que sí, para no tener que salir de nuevo, dado que el coronavirus no tiene vacunas y el Estado muchos argumentos» (sic).

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados