Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Europa League

DEPORTES

¡Cayó otro gigante! Se definió el primer finalista de la Europa League con dos argentinos en cancha

Los torneos más importantes del viejo continente están llegando a su fin con partidos más que atractivos.

La pandemia de coronavirus obligó a parar toda la actividad futbolística a nivel mundial. Los primeros en conformar un protocolo para volver al ruedo fueron los europeos, y poco a poco se fueron reanudando todas las ligas. Por último se definió que los torneos internacionales se definirían todos a partido único en sede única. En el día de hoy se definió que el Sevilla, donde participan Éver Banega y Lucas Ocampos, llegó a la final de la Europa League tras vencer a Manchester United por 2-1.

En los papeles el conjunto inglés era el favorito en la previa por el peso propio de la institución y por los apellidos del plantel que comanda Ole Gunnar Solskjaer. Esto quedó de manifiesto en los primeros minutos, ya que a los 9 minutos los Diablos Rojos ganaban 1-0 gracias al tanto de penal de Bruno Fernándes. Por su parte, los andaluces no encontraban la vuelta para poder atacar, sin poder plantar las condiciones del encuentro como siempre aspira Julen Lopetegui.

Ocampos, a diferencia del resto de los partidos, no se mostró explosivo y no terminaba de gran manera las jugadas. Más allá de esto, el hombre que surgió en River fue clave para que Sevilla llegue al empate. A los 26 minutos el atacante habilitó de gran forma a Reguilón, y el lateral lanzó un centro preciso para que Suso defina en soledad y establezca la igualdad. Esto le generó un impacto al United, pero de igual forma los ingleses seguían teniendo el dominio del juego.

Ya en el segundo tiempo se movieron algunas piezas en Sevilla. Ocampos no pudo continuar jugando, debido a que tenía algunas molestias físicas. En su lugar ingresó Luuk De Jong, que más tarde se convertiría en el hombre más importante del encuentro. El que se consagró como gran figura para el equipo español fue el arquero Bono, ya que atajó un sin fin de situaciones generadas por los de Manchester. Los que goles que no se hacen en el arco contrario se terminan pagando.

Una de las grandes leyes del fútbol se hizo realidad a los 79 minutos cuando Jesús Navas desbordó por la banda derecha y lanzó un centro a la cabeza de De Jong, que puso el marcador 2-1. Los Diablos Rojos se enfocaron en ir por el empate, pero la desesperación y el reloj en contra hicieron imposible poder romper la resistencia de la defensa sevillana. Finalmente los rojiblancos avanzaron a la final, haciendo pesar la historia y la camiseta, ya que se trata del equipo más ganador de la historia de la Europa League. Ahora esperan por Inter de Milán o Shakhtar Donetsk.

https://www.youtube.com/watch?v=XInXZ5K4rvM

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados