Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Boca
Dura confesión de un exjugador de Boca.

BOCA JUNIORS

¡Dura confesión! «Para el hincha de Boca quedé como un gran proyecto que después se fue para abajo»

Un exjugador del Xeneize analizó su paso por el club.

Muchas veces los jugadores tienen una expectativa grande por su paso en un club y también generan un buen presentimiento entre los hinchas. Pero no siempre eso termina de suceder. Así le pasó a un futbolista que surgió en las divisiones inferiores de Boca y no llegó a explotar como quiso. Por distintos motivos, no pudo hacerse fuerte en la Primera División del Xeneize y hoy es recordado por aquella buena primera impresión.

«En Primera no me solté nunca como debía. Para el hincha de Boca quedé como un jugador que apareció como un gran proyecto y que después se fue cada vez más abajo», manifestó José Luis Irazoqui. Debutó en 1985 y se quedó hasta 1988. Disputó un total de 42 partidos y marcó seis goles. Su inicio fue buenísimo: en las primeras nueve fechas, convirtió en cinco ocasiones. Pero luego le costó afirmarse en el conjunto azul y oro.

«Estaba contento de jugar en la Primera de Boca. Tenía 21 años y no caía. Salté a la cancha siendo demasiado pichón. No llegué a demostrar todo lo que sabía», reflexionó en una entrevista concedida a «Cadena Xeneize». Y les dejó un consejo a los jóvenes que sueñan con ser profesionales del fútbol: «A los pibes de inferiores les diría que sean profesionales ciento por ciento. Y que estudien, eso es lo principal».

Sus momentos en Boca

«Mi llegada a Boca fue en el ’82 para cuarta división. Grillo y Gonzalito me aceptaron. Me presenté para vivir en La Candela. Debuté en Primera a fines del 84 frente a Altos Hornos Zapla», recordó José Luis. «No la pasábamos bien en La Candela porque había poco para comer. Solo teníamos el incentivo de jugar a la pelota. No había otra cosa», añadió el exfutbolista sobre sus primeros pasos en el fútbol como juvenil.

«Boca tenía un equipo competitivo para pelear en esa época, pero no salían las cosas. Menotti me pidió jugar de 8 y le dije a César que no sentía la marca. Después llegó Melgar y fe titular. Me arrepiento de haberle dicho eso», destacó. «Acá en Mar del Plata me conocen y saben que jugué en Boca. Tengo muchas amistades, es lo que me dejó el fútbol», cerró Irazoqui, que estuvo en una época donde el equipo no pudo ser campeón.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados