Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
La Volpe
La Volpe, en el centro de las críticas de Dibos.

BOCA JUNIORS

¡Durísimo! «Boca se equivocó en traer a La Volpe»

Un integrante del cuerpo técnico de Basile habló de aquel cambio que tuvo el Xeneize.

Se jugaba el Torneo Apertura 2006 y Boca había empezado bien. Pero la Selección Argentina se quedó sin director técnico por la salida de José Pekerman y así la AFA fue a buscar a Alfio Basile, entrenador del Xeneize. El «Coco» aceptó y su salida dejó un hueco en el conjunto azul y oro. Finalmente el que llegó como sucesor fue Ricardo La Volpe. Pero los resultados no se dieron y el equipo perdió el tricampeonato de forma insólita.

Ya pasaron casi 14 años de aquel episodio pero a Carlos Dibos le dura la bronca. En una entrevista concedida a «Boca de Selección», el preparador físico de Basile analizó esa decisión que tomó la dirigencia y la criticó. «Boca se equivocó en traer a La Volpe. Yo trabajé en México dos años y yo sé como trabajaba, hay que actuar más y hablar menos. Si se quedaba Ribolzi, Boca salía campeón y también de la Copa», sostuvo.

Este comentario revive unos dichos del propio Jorge Ribolzi, hace algunas semanas. «A La Volpe le dábamos tres o cuatro meses en Boca. Hablé con él. Estaba acostumbrado a dirigir al jugador mexicano que es dócil. El argentino tiene calle y potrero. Lavolpe no sabía llegarle al jugador», comentó el exfutbolista. Y agregó: «Es importante conocer el mundo Boca. No creo que los jugadores hayan ido para atrás con La Volpe. Era el primer tricampeonato para Boca».

El análisis de La Volpe

Esta semana, Ricardo La Volpe habló del tema en una entrevista con el Diario Clarín y, si bien asumió su culpa en lo sucedido, también puso sobre la mesa la responsabilidad de los futbolistas de aquel plantel. «Yo fui culpable de perder el campeonato y nunca escuché a un jugador explicar por qué se perdió. De local habíamos ganado el 95% de los puntos. Finalmente digo bueno, renuncio. Pero nunca pude sentarme con alguien a ver qué pasó. Pudo haber sido futbolístico, pudo haber sido anímico…», dijo.

«Nunca volví a hablar con un jugador de aquel plantel. Hace poco lo crucé a Palermo que estaba dirigiendo al Pachuca y le dije a ver si podíamos sentarnos a tomar un café para charlar. Pero fue así, de pasada, cuando terminó el partido», comentó el DT. Y cerró: «Yo llegué a Boca y era un paracaidista. Tenía que demostrar quién era para estar dirigiendo ahí. Y ese pensamiento estaba en la mirada, en las caras de algunos jugadores. Yo sentía eso: ¿Quién es este para obligarnos a esto? ¿Quién es este para darnos órdenes? Cuando los jugadores no te quieren, como técnico ya bajaste un 30%».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados