Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Ariel Ortega

DEPORTES

El día que Ariel Ortega casi le amarga la tarde a River

Una tarde donde River y Ortega se enfrentaron. Y que lo obligó al jugador dejar todo para volver a su casa.

No hay dudas que Ariel Ortega es un jugador muy importante para la historia de River. Y que se encuentra en lo más profundo del corazón de todos los hinchas. Pero eso no quita que alguna vez el volante haya hecho algo que pudo haberle traído dolores de cabeza al Millonario. Una tarde del 2005 el jugador fue protagonista de algo impensado.

Un día como hoy del año 2005, River hizo de local en la cancha de Vélez para recibir a Newell ‘s en el marco de la fecha 3 del Torneo Apertura. El Más Grande buscaba remontar la imagen que había presentado en el Clausura. Y para hacerlo debía comenzar con el pie derecho en el nuevo torneo. Fuera del Monumental y con un duro rival, mejor prueba de carácter no había.

Y así fue como Leonardo Astrada aquel día decidió que salieran a la cancha Franco Costanzo; Cristián Álvarez, Gabriel Loeschbor, Leandro Fernández, Lucas Mareque; Diego Barrado, Jonathan Santana, Víctor Zapata; Marcelo Gallardo; Diego Galván y Ernesto Farías. El encargado de abrir el encuentro fue Barrado a los 22 minutos del primer tiempo.

Sin embargo, Horacio Elizondo decidió que se añadieran 3 minutos al tiempo cumplido y produjo la llegada del momento más tenso de la tarde. Ya que La Lepra recibió un tiro libre en la puerta del área del Más Grande. Y allí fue Ariel Ortega para acomodar la pelota, ejecutó el disparo pero no logró superar la barrera. Aunque en el rebote capturó el balón y lo mandó a guardar al fondo de la red.

¿Cómo reaccionó? Media vuelta, un puño apretando y se fue corriendo hacia la mitad de la cancha. Los compañeros quisieron frenarlo para felicitarlo pero el volante se negaba a detener su marcha. Sobre el final de la segunda parte Santana le dio la victoria al Millonario. Esa tarde se comenzó a gestar algo: el regreso del Burrito.

Dado que en junio del 2006, tras una larga disputa entre River, Newell’s y Fenerbahce de Turquía, se logró lo que el jugador quería. Volver a ponerse la banda roja y hacer del Monumental nuevamente su hogar. Las negociaciones no fueron para nada fácil porque el Más Grande debió pagarle a los 2 clubes para adquirir los servicios del volante.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados