Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
ONU

SOCIEDAD

El dramático informe que presentó la ONU por la pandemia

Advirtió que podría significar una «catástrofe generacional».

La Organización de las Naciones Unidas alertó que si no regresan las clases presenciales, habrá “una catástrofe generacional”. El organismo presentó un informe analizando el impacto de los cierres de colegios, institutos y universidades alrededor del mundo y aseguró que podría haber consecuencias en los estudiantes. En este sentido, la ONU instó a darle prioridad a las escuelas en cuanto se haya controlado el coronavirus en las regiones.  

“Nos enfrentamos a una catástrofe generacional que podría desperdiciar un potencial humano incalculable, minar décadas de progreso y exacerbar las desigualdades arraigadas”, manifestó António Guterres, el secretario general de la ONU, a tono con la preocupación del organismo tras el cierre de las instituciones educativas en todo el mundo como consecuencia de la pandemia.

Asimismo, Guterres presentó un informe que elaboró la organización en donde se analizó con profundidad el impacto de la pandemia en los jóvenes, respecto a las clases presenciales, y además ofreció recomendaciones para las autoridades políticas de todo el mundo. “Vivimos en un momento decisivo para los niños y los jóvenes de todo el mundo. Las decisiones que los gobiernos y los asociados tomen ahora tendrán un efecto duradero en cuentos de millones de jóvenes, así como en las perspectivas de desarrollo de los países durante decenios”, expresó.

Según el análisis de la ONU, la educación ya sufría una “crisis” en todo el mundo desde antes de la pandemia, con más de 250 millones de niños que no estaban escolarizados. Respecto a los países en desarrollo, sólo una cuarta parte de los alumnos de nivel secundario terminan sus estudios con competencias básicas. En esta línea, la pandemia causó “la mayor disyunción que ha sufrido nunca la educación”, según detalló el secretario general. 

Además, aseguraron que a mediados de julio, las escuelas permanecieron cerradas en más de 160 países y eso afecta a más de 1.000 millones de estudiantes y a más de cien naciones que todavía no anunciaron fechas para su apertura. En el caso de Argentina, se confirmó el regreso presencial para las provincias de Catamarca, San Juan, Santiago del Estero y Santa Fe, pero el resto de las regiones parece estar lejos de volver. 

En esta línea, la ONU insiste en “encontrar un equilibrio entre los riesgos para la salud y los riesgos para la educación y la protección de los niños, y tener en cuenta también la repercusión en la participación de las mujeres en la fuerza de trabajo”. También insistieron en la situación de los estudiantes de zonas vulnerables y animó a seguir desarrollando herramientas tecnológicas para poder afrontar este contexto. 

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados