Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Gustavo Sáenz

SOCIEDAD

Gustavo Sáenz, en el centro de una intensa polémica

“Tenemos gente que se muere de hambre en nuestro país y estamos subsidiando extranjeros”, planteó, en medio del debate sobre el control de fronteras.

Ayer, el gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, agradeció la escucha y asistencia que recibió por parte del presidente de la Nación y los ministros ante su desesperado pedido en pos de controlar las fronteras en el norte de Argentina. De hecho, en las últimas horas, se conoció que las fuerzas de seguridad empezaron a pisar tierra firme en las fronteras y que los controles se intensificarán. Pero la problemática no empieza ni termina allí.

El mandatario salteño se expresó sobre este tema en diversos medios de comunicación y decidió sincerar su postura. Él mismo admitió que “las fronteras son un colador” así como mostró su descontento por la situación que caracteriza a una problemática de tal envergadura. En este sentido, Sáenz disparó en contra de la doble nacionalidad y los beneficios que reciben quien ingresan al país, muchas veces de manera ilegal.

“No sé si es necesaria una ley, pero la verdad me parece ya que hay que resolver este tema de la doble nacionalidad y la posibilidad que tiene muchos extranjeros de cobrar subsidios de la Argentina. Mientras tanto, hay gente en el norte por sobre todas las cosas que se están muriendo de hambre y no pueden acudir a ningún subsidio”, planteó Sáenz, generando mucha polémica.

El gobernador no se quedó allí con sus críticas y apeló a datos concretos. Explicó que durante el último tiempo pudieron detectar muchísima gente con doble nacionalidad; personas que ingresan por pasos ilegales, “que vienen de Bolivia a cobrar el IFE, pensiones, la AUH”. “Esto pasa en Formosa, Chaco, Jujuy”. El mandatario calificó el presente como “una joda”. “Tenemos gente que se muere de hambre en nuestro país y estamos subsidiando extranjeros”, cuestionó.

Con el correr de las horas, expresó su intención de impulsar una ley que acredite la residencia. “Hay que hacer un censo, un control porque no podemos seguir subsidiado a extranjeros cuando tenemos argentino que todavía esperan un tipo de ayuda del Estado”, reclamó. A su vez, expresó que esta realidad solo le produce “bronca e impotencia”.

Gustavo Sáenz aclaró que el tema de la doble nacionalidad genera irregularidades y que es algo injusto para los argentinos. Además, sostuvo que esta problemática comenzó por otras intenciones de diversos sectores políticos. “Por supuesto, en algún momento a alguno le habrá servido el tema de la doble nacionalidad para poder captar votos. Me parece una pésima decisión y algo que no tiene ningún tipo de justificativo”, insistió.

Ante esta situación, Sáenz expresó que lo que se le plantea al presidente es “ver cómo podemos terminar con esto, porque también es una forma de controlar que no ingresen”. Asimismo, no hizo la vista gorda del comercio ilegal que ya se ha consolidado en el territorio. Al contrario, expresó que la droga “sabemos que entra por abajo, por arriba y por todos lados”. Por este motivo, llamó a terminar con este flagelo. “Que esta pandemia nos sirva para controlar y por sobre todas las cosas para contener y para priorizar a los argentinos por sobre todas las cosas, la caridad bien entendida empieza por casa”, concluyó.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados