Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
San Cayetano
Día de San Cayetano.

SOCIEDAD

La misa en celebración de San Cayetano se realizará sin fieles

El cura párroco, Gerardo Castellano, habló al respecto en una entrevista brindada a El Intransigente.

Luego de que se confirmara el hecho de que la misa en celebración de San Cayetano se realizará sin fieles, las repercusiones continúan. Y es que la decisión está relacionada con la posibilidad de que se produzcan contagios de coronavirus de forma masiva. En ese marco, el cura párroco, Gerardo Castellano, que fue cura en esta iglesia durante 14 años, habló al respecto en una entrevista brindada a El Intransigente.

“Es medio terrible, yo tuve la oportunidad de grabar con Gabriela, de la radio Pan y Trabajo, porque estaban preparado unos audios para ese día. Y ella me decía que haga una apertura virtual, entiendo que se entusiasma la gente con la apertura virtual, pero no es lo mismo, de ninguna manera es lo mismo. Los abuelos con los que converso ven a sus nietos por zoom o video llamadas, no es lo mismo”, lamentó.

“Estoy de acuerdo con las medidas, tenemos que respetar las autoridades civiles y políticas, en este momento probablemente sea lo mejor por los mismos pelegrinos, pero no es igual. Es muy triste, realmente es muy triste”, agregó. Asimismo, añadió que “hay peregrinos que son amigos del 7 de agosto, por decirlo de alguna manera, se juntan. Cuando se podía acampar, porque empezaron las restricciones de algunos vecinos, la policía trata de contentar a los vecinos, la comisaria es la del barrio y se empezó a desaminar esa estadía y carpitas que hubo durante tantos años”.

“Pero de todas maneras, hay gente que se encuentra para esa fiesta, se ven una vez al año y comparten las horas de espera, y antes eran las semanas de espera. Son las cosas más profundas de la vida humana que ahora las valoramos más que nunca, el encuentro, el dialogo, el mate compartido, el abrazo”, analizó Gerardo Castellano. Para finalizar, brindó unas palabras a los fieles teniendo en cuenta este momento.

“Yo creo que es incluir en esta realidad tantas cosas que nos están pasando y en las cuales somos todos solidarios. A todos nos pasa que no podemos abrazar a alguien, ver a alguien, en este caso es san Cayetano y el entorno, los vecinos, los amigos de la espera. Pero esta es una actitud que expresamos el 7 de agosto y los días previos. La vida del cristiano es un camino, un proceso que lleva hasta la casa de Dios como hace el peregrino en la cola”, cerró.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados