Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Ariel Ortega

DEPORTES

La tarde que Ariel Ortega salvó a River de un papelón

El Burrito frotó la lámpara y le dio a River un poco de aire en un presente bastante opaco.

Ariel Ortega es un jugador muy importante en la historia de River, es uno de los pocos que tiene el agrado de haber utilizado el estadio Monumental para despedirse. Y que toda la gente se ponga de pie para corear su nombre. Sus historias dentro del Millonario son muchísimas. Hay de diversos colores y tipos. Esta vez vamos a recordar cuando el Burrito se transformó en héroe y evitó un papelón.

Primero, hay que señalar porque el Millonario casi vive un hecho lamentable y se debe a que en el Torneo Apertura del 2009, en la fecha 2, le tocó enfrentar en su estadio a Chacarita en lo que sería su debut como local. Los adversarios eran los nuevos integrantes de la primera división y aquel día casi le roban a River la posibilidad de quedarse con los tres puntos que estaban en juego.

La jornada comenzó con un gol de River, empate del Funebrero, vuelta en ventaja para los locales y otra vez los visitantes igualaron. Hasta que en la segunda parte, el Millonario se durmió y se encontró perdiendo el encuentro. En consecuencia el malestar de la gente no tardó en hacerse notar y los jugadores lo percibieron de forma inmediata. A razón de esta realidad fue cuando el ídolo se hizo presente.

A los 22 minutos de la segunda tiempo, el Keko Villalva con asistencia del Burrito puso las cosas 3-3. Pero lo mejor de la tarde llegó a escasos minutos para que José Furchi pite el final del cotejo. Un pelotazo de Mauro Díaz dejó a Ariel Ortega claramente habilitado frente al arco de Chacarita. Y el jujeño con solo mirar la pelota, la controló y cuando se decidió, le dio un suave toque. ¿Resultado? Un hermoso gol por encima del arquero.

El estadio Monumental explotó en un enorme grito de gol y acto seguido llegó el reconocimiento para el jugador. Un Ortega sonriente, llevando la camiseta entre sus manos, fue caminando hacia la mitad del campo de juego con la seguridad de que River se iba a poder ir a dormir tranquilo. Puesto que hizo lo imposible para que su equipo no se quede con las manos vacías y se encuentre sumergido en un mar de críticas.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados