Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Ángel Labruna

DEPORTES

La última alegría de Ángel Labruna: River tricampeón

El entrenador estuvo presente en el banco del Millonario hasta 1981 y luego se alejó de River porque lo quisieron retirar.

Un día como hoy pero del año 1980, el Monumental explotaba de emoción porque River había vencido a Tigre y lograba consagrarse campeón. La victoria, más la combinación de otros resultados, le permitió al Millonario levantar el trofeo del Torneo Metropolitano. El cual además le dio el título de ser el tricampeón del fútbol argentino. Aquella tarde tiene un condimento extra y que pone nostálgicos a los hinchas. Fue la última vez que Ángel Labruna ofició como técnico del Millonario. 

Para entrar en contexto hay que viajar un poco en el tiempo. La situación de River en 1975 era un caos. El club llevaba un total de 18 años sin conocer lo que era dar una vuelta olímpica. Los dirigentes pensaron que la solución podría estar en manos de un viejo conocido. Y así fue como fueron a buscar a Labruna. El técnico ya sabía lo que era sacar campeón un equipo. Ya que en el año 1971 había salido campeón del Torneo Nacional con Rosario Central. Eso sí, había que cumplir algunas condiciones para que el ex integrante de La Máquina acepte el cargo. 

«Si agarro River es para ser campeón. No tengo la varita mágica y para salir campeón necesito refuerzos importantes. Si el club no se mueve para conseguirlos, ni soñemos con River campeón. Y yo no vuelvo a River si no es para salir campeón», expresó Labruna a fines de 1974. Los dirigentes del Millonario cumplieron con el pedido. ¿Los resultados? River quebró la racha y fue bicampeón. Se quedó con el Torneo Metropolitano 1975 y Torneo Nacional de 1975. Aquel equipo será recordado no solo por sus figuras sino por el gran juego que desplegó.

Regresando al año 1980, la situación de River era un poco menos estresante pero no dejaba de ser exigente. El club otra vez había logrado un bicampeonato: Metropolitano de 1979 y Nacional de 1979, sin embargo la vara ahora era otra. Las intenciones de Labruna y de los jugadores era alcanzar la triple corona. El comienzo del certamen fue medio a los golpes. Debido a que River no paraba de sumar empates. Pero a mitad del campeonato logró acomodarse y comenzó a perfilarse como un claro candidato a llevarse el título.

La estadísticas señalan que en la fecha 34 River recibió a Tigre en el estadio Monumental y le ganó por 3-1. La victoria no era el único factor que necesitaba el Millonario para dar la vuelta. Ya que dependía de que Talleres, Huracán y Argentinos no sumen puntos. Y asi fue. River se coronó campeón 4 fechas antes. Finalizó primero con 56 puntos, 20 victorias y 64 goles a su favor. ¿Y Labruna? Lo quisieron retirar. Le ofrecieron el puesto de manager y reemplazarlo por Alfredo D’Stefano.

Rechazó la propuesta y en 1981 viajó a la provincia de Córdoba para asumir en Talleres. Antes de firmar su contrato, se acordó del Millonario y dejó en claro que su amor seguía intacto. «Al irme de River, pensé que se terminaba el mundo, si hasta me quise pegar un tiro. Anduve como loco toda una noche sin poder dormir. Salí a dar vueltas por cualquier lado con el auto. No quería volver a mi casa. Unos días después llegó el llamado de Talleres, pero yo seguía pensando en River”, manifestó. 

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados