Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Amadeo Carrizo
Amadeo Carrizo, ídolo de River Plate

DEPORTES

La última vez que Amadeo Carrizo fue protagonista en River

La última vez que la leyenda atajó como titular con la camiseta del Millonario. Una despedida con un sabor bastante amargo.

La figura de Amadeo Carrizo en River es un sinonimo de grandeza y de gloria. Un arquero supo revolucionar su puesto de forma tal que muchas de las cosas que hoy se ven son gracias a su aporte. Pero la historia marca que el 31 de junio de 1968 disputó su último encuentro como titular con la camiseta del Millonario. Un hecho que con el paso de los días iba a volverse algo triste. Dado al accionar de los dirigentes de aquella época.

Los libros marcan que Amadeo Carrizo estuvo presente los 90 minutos del partido que jugaron River y San Lorenzo. Ambos equipos disputaron la semifinal del Metropolitano. Aquella tarde fue victoria para los Cuervos por 3-1. En si había sido un campeonato muy bueno para el arquero. Ya que los registros hablan de 769 minutos sin recibir goles. Una racha que se mantuvo en el tiempo y que para ser abatida tuvieron que pasar 13 años.

Al finalizar el campeonato, el arquero tenía 42 años edad y se preparaba para afrontar nuevos desafíos con River. Lo próximo que aparecía en el horizonte era el Torneo Nacional. A poco días de que el Millonario realice su debut frente a Independiente, Amadeo recibió una mala noticia. Se iba a perder gran parte de los partidos a causa de una lesión. Su vuelta se produjo en el mes de diciembre pero ingresando desde el bando de suplentes. 

“No lo esperaba, así tan fuerte y tan violento. Fue una congoja muy grande. Me citaron en Suipacha 574, donde estaba la sede, Plinio Garibaldi y William Kent. Me dijeron que mi ciclo estaba terminado, que me iban a hacer un partido homenaje y que estaba la posibilidad de seguir en el club enseñándoles a los chicos”, reveló en una conversación que tuvo con El Gráfico hace un tiempo. Lo cierto es que nada de eso sucedió. El partido homenaje nunca se hizo y mucho menos siguió en River.

Tras recibir la triste noticias de irse del club de sus amores, armó la valijas y viajó a Colombia. Allí se reunió con gente de Millonarios y le ofrecieron un contrato por 6 meses. No obstante sus habilidades deslumbraron a todos y la estadía se prolongó por 2 años. Así fue como a los 44 años decidió colgar los guantes y no volver a pisar una cancha de fútbol como profesional.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados