Conecta con nosotros

Hi, what are you looking for?

El Intransigente

SOCIEDAD

«Los planes sociales se transformaron en un aparato clientelar»

Lo afirmó la exasesora de Patricia Bullrich en el Ministerio de Seguridad, Florencia Arietto. ¡Los planes sociales en la mira!

Desde que empezó la pandemia del coronavirus, el Gobierno nacional buscó, a través de planes sociales, paliar el efecto negativo de la cuarentena. Una de las medidas que se tomó fue el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). Éste llegó a casi 9 millones de personas que, en su mayoría, eran trabajadores informales o monotributistas de las categorías más bajas. Se habló de anularlo una vez que termine el aislamiento, pero parece que continuará.

Esto fue el objeto de una discusión en «La Noche de Mirtha Legrand», a cargo de Juana Viale. «El IFE es el plan de asistencia más extendido de nuestra historia», sostuvo el economista Damián Di Pace. Antes había señalado que «en 1998 ya teníamos 180 mil planes, en 2002 teníamos 2 millones». Con el Ingreso Familiar de Emergencia, como mencionamos, el Estado llega a casi nueve millones de personas.

Luego de referirse a la importancia de la «ayuda» en este tiempo, Florencia Arietto, exasesora del Ministerio de Seguridad que conducía Patricia Bullrich, esgrimió que los planes sociales fueron convertidos en «en un aparato clientelar». «Ésto impacta negativamente en la libertad, porque se lo vincula a un partido político y no al Estado», continuó Arietto. «Se debe explicar que la gente paga impuestos para que se pueda ayudar y que deben votar libremente», indicó Florencia Arietto en El Trece.

En este sentido, Juana Viale, conductora del ciclo, preguntó cómo puede hacer el Gobierno para incentivar a la gente a no necesitarlo más. Arietto indicó que «no puede», porque «no se trazó un puente entre el plan y el trabajo». «¿Quién te da trabajo? El sector privado, pero si lo ahogas en ves de fomentarlo, ¿cómo hacés?», dijo la exjefa de Seguridad de Independiente de Avellaneda. «El plan social dejó de ser un paliativo», consideró más tarde.

Asimismo, Di Pace cuestionó la «Ley del Teletrabajo«. «Al empresario chico, la media sanción no cayó bien», sostuvo el economista. «La letra chica dice que, si yo trabajaba físicamente en la empresa y ahora lo home office, puedo pedirle a la compañía volver a trabajar allí cuando yo lo determine», explicó Damián Di Pace. «Eso provoca que las empresas tengan una doble estructura, entonces, en vez de solucionar problemas, los complicamos», aseguró. «Ojalá en la reglamentación revisen esto», cerró

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados