Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

SOCIEDAD

Luján y Yanina, con la verdad como estandarte

Un meandro que nos aleja del flujo de la verdad

Pocos hombres le han legado al mundo tanta sabiduría como lo hizo Cicerón. El jurisconsulto romano le acerca al vulgo el encriptado mundo de la Justicia, como ciencia y como valor humano. Para lograrlo simplifico ese complejo concepto en dos ideas fuerza, la verdad y la equidad. En los últimos días, las dos ideas fuerza del máximo valor de la civilización han sido maculadas en Salta. «La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio», decía el jurista. Por eso no sería justo mirar hacia un costado mientras se mentira se graba en las mentes distraídas de un público que confía en la buena fe de las víctimas de una tragedia.

Luján y Yanina son una herida abierta en la memoria y en el presente de sus familias. El dolor es un consejero engañoso por eso se entiende que los familiares hayan caído en la trampa de las teorías conspirativas. Pero no es tarea mía entrar en polémicas sobre los motivos que llevó a los allegados de las víctimas a publicar un video plagado de inexactitudes, vengo acá a prestar mi humilde colaboración para arribar a la verdad.

Esta columna lleva mi nombre y apellido, porque pocas personas conocen tanto a El Intransigente como yo. Fui columnista del diario, periodista, estuve a cargo de la edición tanto del semanario como de la web. Escribimos notas polémicas, molestamos a algunos poderosos que se sentían intocables hasta la llegada de este diario, nos divertimos, nos aburrimos, nos peleamos, entre otras tantas cosas, lo que nunca hicimos fue actuar al margen de la ley.

Yo llegué al diario cuando el suicidio o el crimen de las dos chicas salteñas ya se había consumado. Soy testigo de la seriedad con la que se trató cada información al respecto. Junto a la dirección del diario, con la que tuve siempre una relación tirante por mi forma de trabajar, nos encargamos de chequear cada mínimo dato que nos llegó con respecto al caso. Lejos estuvimos de intentar desviar una investigación. La mayor parte de las veces, fuimos los últimos en publicar una novedad sobre el caso por esta actitud casi obsesiva de corroborar cada dato. Sabíamos que era un tema que desangraba anímicamente a los salteños, por eso fuimos sobrado serios a la hora de hablar del tema.

Conozco a Federico Mena Saravia, es un hombre difícil y temperamental, pero lejos está de tener actitudes reñidas con la ley, tal como intentar desviar una investigación judicial. A Juan Manuel Urtubey lo conocí cuando ya trabajaba en Santiago del Estero, cuando me tocó regir los destinos comunicacionales de Nuevo Diario en esa provincia, si la relación fue tan estrecha como dicen, yo jamás fui testigo y pasaba muchas horas al día al servicio de El Intransigente durante la gestión urtebeycista.

He firmado notas en este diario, he puesto mi cara, mi nombre y mi honor junto a este medio. Tuve diferencias, decenas de ellas, con los directivos de la empresa, renuncié varias veces, volví otras tantas. Pero con más de 20 años y mi nombre inscrito en una decena de medios de la región puedo garantizar la seriedad de este diario a la hora de publicar notas. La importancia de la fuente, del chequeo permanente, son una religión en esta empresa. Muchas cosas podrán decirse de este medio, pero hablar de deshonestidad y de encubrimiento, no sólo me parece injusto, sino es lisa y llanamente una mentira.

Tengan las familias de Luján y Yanina la tranquilidad, de que si algún medio ha luchado por la verdad este caso, sin meterse en el meollo de la primicia, ha sido El Intransigente. Hemos investigado, revisado hasta el hartazgo lo que pudimos conocer del expediente judicial, cada letra que han visto escrita en este medio, está replicada en las páginas cosidas a mano que hoy están a disposición de la Justicia. La verdad es la idea fuerza que define a la justicia, no se alejen de ella, ese no es el camino.  

Diego Nofal

Para El Intransigente     

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados