Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Marina Calabró

ESPECTÁCULO

Marina Calabró: «Me sorprendió mucho lo que pasó. Fue muy violento. ¡Fue espantoso!»

La periodista vivió una situación extrema.

Hay conductores que tienen una gran experiencia frente a las cámaras y, por ese motivo, han tenido que enfrentar toda clase de situaciones, incluyendo soportar los insultos de sus invitados, tal es el caso de Mauro Viale (que tuvo un enfrentamiento a trompadas que todavía hoy se recuerda), Jorge Lanata, Luis Majul, Baby Etchecopar, Eduardo Feinmann y Jorge Lanata, sin embargo, todo cambia cuando el famoso le falta el respeto a una mujer, demostrando su falta de límites. Y eso, precisamente, fue lo que le ocurrió a Marina Calabró.

La diva de El Nueve entrevistó a Andrés García, un actor nacido en República Dominicana y nacionalizado mexicano, que trabajó en más de ochenta películas y varias telenovelas en el país norteamericano. Todo parecía transcurrir bien hasta que el hombre le pidió a su mujer que hiciera callar los perros, porque no escuchaba lo que le decían. Esto provocó una risa de parte de Calabró y sus panelistas, lo que enfureció al artista «¿¡Qué pasó!? ¿¡Quién se ríe ahí!? No me gusta que se rían de mí, eh. Con los payasos esos que están hablando…».

Marina trató de traer paz: “Para nada, simplemente nos pareció simpático…”. El hombre, sin embargo, no escuchó razones: «A esos pendejos no los quiero. Se acabó la entrevista. ¡A reírse de su mamá! ¡Además los escuché hace un rato que se estaban riendo porque anduve con Mónica Guido. ¿Por qué? Era una mujer bellísima. Conmigo con cuidado, ¡babosos!. No me gusta el tono de esos payasos, señorita. A reírse de su mamá. Soy un hombre serio. Vamos a olvidarnos de esta entrevista. ¡Se acabó! A la chingada».

Pampito Perelló Aciar, uno de los panelistas de Calabró, no dudó en resumir el pensamiento general: «Más que enojado, loco. No me metí porque no quería arruinarte la entrevista, pero no me gustaba cómo te estaba tratando. Te estaba hablando de una manera poco cortés». Posteriormente, entre lágrimas, Marina habló con el portal Teleshow: «Empieza a retar a los perros. Nos pareció llamativo y nos dio una risita. Pero evidentemente habrá escuchando en la previa, cuando hacíamos un repaso por su trayectoria, que Carlos (Monti) sumó el dato que había salido con la argentina Mónica Guido».

La joven agregó: «Augusto (Tartúfoli) se sorprendió y dijo algo como ‘ah, bueno’, por el dato vintage. En ningún momento hubo una falta de respeto al aire ni fuera del aire. No es que se lo tomó para la broma. Tengo a mis compañeros y a todo el equipo de testigos. Además, lo juré por la memoria de mi viejo. Me sorprendió mucho lo que pasó porque no le encontré pies ni cabeza a su reacción. Yo estaba tan desconcertada… no podía entender que él reaccionara así por nada».

Calabró cerró diciendo: «En el momento ni lo registré, pero después cuando lo vi en mi casa me doy cuenta de que fue muy violento. Me quedé angustiada. Gracias a Dios después de esa nota teníamos a Beto Casella, que es un amor y me levanta el ánimo. Pero lo cuento y me angustio porque fue violento e injustificado. Fue inmerecido porque nadie le faltó el respeto. Nada de lo que pudo haber escuchado fue irrespetuoso ni descalificante. Fue violento, y su reacción al final, cuando nos mandó a la chingada, o algo por el estilo, fue muy poco elegante. Si bien se refirió a mis compañeros, la que estaba en el plano y poniendo el cuerpo fui yo. Fue machista, violento e injusto, porque fue una reacción desmedida: no pasó nada más que lo que se vio al aire. Fue un momento espantoso porque soy nuevita en la conducción… me tendré que acorazar y curtir el cuero».

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados