Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Meghan Markle

CELEBRITIES

Meghan Markle no se enamoró del Príncipe Harry por su físico o estatus: ella se percató de otra cosa

Toda la historia de amor de los duques de Sussex está siendo ventilada en el nuevo libro que salió este martes.

Meghan Markle no se enamoró de la apariencia física del Príncipe Harry, según la nueva biografía real «Finding Freedom» de Omid Scobie y Carolyn Durand. De acuerdo al libro, la duquesa de Sussex se «enamoró duramente» del hijo menor del Príncipe Carlos y la difunta Princesa Diana después de verlo jugar e interactuar con los hijos de su entonces mejor amiga Jessica Mulroney. En ese momento, Meghan descubrió que Harry sería un buen padre.

La obra finalmente publicada este martes cuenta que Meghan visitó la casa de su amiga en Toronto, Canadá, y compartió con su esposo Ben y sus hijos John, Brian e Ivy. Los duques de Sussex no llegaron con las manos vacías al lugar. Ellos llevaron un presente, pero más allá de las buenas intenciones de Harry de ganarse a Mulroney y su familia, a Meghan le encantó la voluntad de su novio de subirse a la pista para jugar con los niños.

Meghan le presentó a Harry a Mulroney antes de que relación se hiciera pública en 2016. Los escritores afirman en el libro que los ex reales se «escondieron» en la casa de la familia cuando se conoció la noticia de su romance. «Fue allí donde Meghan pudo vislumbrar de primera mano cómo podría ser Harry como padre, y se enamoró de él cuando se ganó de manera experta a los mellizos de entonces de seis años de los Mulroney, Brian y John, y a la hija de un año, Ivy», manifiestan los autores.

Conexión inquebrantable

Scobie y Durand siguen: «Ya experimentado en los pequeños encantadores, nunca apareció con las manos vacías, sino que llegaba con pequeños obsequios en cada visita. Pero no fue solo su generosidad lo que hizo que los niños lo quisieran. Harry también estaba dispuesto a tirarse al suelo con ellos para jugar o aplastar su cara contra la ventana, sus expresiones divertidas nunca dejaban de hacer reír».

A los niños se les asignaron papeles importantes en la boda de los Sussex en mayo de 2018. Brian y John tuvieron la tarea de llevar el velo de Meghan mientras subía los escalones de la Capilla de San Jorge, en Windsor. El libro también refiere la estrecha relación de Meghan y Jessica. La duquesa le consultaba a su amiga qué ponerse para eventos importantes, incluido la reunión con la Reina Isabel II, de 94. «Días antes de la reunión del 12 de octubre, Meghan y Jessica habían discutido cuál sería el atuendo apropiado para la importantísima reunión con Su Majestad», dicen los autores.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados