Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
beb

SOCIEDAD

Motochorros acusados de asesinar a la joven policía federal negaron participación en el hecho

Se excusaron dos de los acusados de haber matado a Ariana Micaela Romero.

Dos de los acusados involucrados en haber matado, en el partido bonaerense de Quilmes, a la joven agente de la Policía Federal, Ariana Micaela Romero, negaron este martes tener relación en la participación del hecho, mientras que los otros dos sospechados, que son menores de edad, se negaron a declarar. Siendo menores, los dos detenidos no están obligados por ley a declarar y por recomendación de sus defensores evitaron realizar cualquier tipo de declaración acerca del caso de la policía.

Según trascendió, los dos detenidos que son mayores de edad, identificados como Luis Sebastián Carnero y Matías Vladimir Zamudo, negaron haber participado en el hecho caratulado «homicidio en ocasión de robo». La causa es llevada adelante por la fiscal María Julia Botasso, de la UFI 1 del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de Quilmes. La fiscal es la encargada de realizar las declaraciones.

Mientras tanto, uno de los menores tenía un pedido de captura por el delito de «robo» desde el 17 de mayo del 2019, a requerimiento del Juzgado Correccional Criminal Federal 20 de Capital Federal. A su vez, durante este lunes, familiares, amigos y vecinos de la víctima realizaron una marcha en Quilmes y reclamaron Justicia por el crimen ocurrido a las 7 de la mañana del último domingo.

Durante la manifestación, una tía de la joven de 23 años, aseguró que los delincuentes la mataron porque la reconocieron como policía, ya que le dijeron «ella es cobani y le pegaron un disparo en el pecho». Las detenciones fueron realizadas este lunes en el barrio Obispo Jorge Novak, de Quilmes, por solicitud de la fiscal Karina Gallo de la UFI 4. Durante el crimen Romero iba junto a un amigo, vestida de civil y en situación de franco de servicio, a un kiosco situado en 395 y Carlos Pellegrini, de Quilmes. Ambos fueron sorprendidos por los ladrones que viajaban en motos.

Uno de los asaltantes realizó un disparo que impactó en el pecho de la policía. La joven, que se encontraba sin su arma reglamentaria, cayó gravemente herida y los delincuentes, antes de escapar, le sustrajeron su celular, al igual que a su amigo. La oficial fue llevada al Hospital del Cruce, de Florencio Varela, donde murió pocos minutos más tarde. La víctima tenía un año de antigüedad en la fuerza y era integrante de la División Protección Residencia Presidencial de Olivos y Operaciones, donde actualmente estaba de licencia médica.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados