Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
beb

SOCIEDAD

Motochorros que asesinaron a una joven policía fueron detenidos

Cuatro de los asesinos que mataron a la joven mujer policía en Quilmes fueron detenidos.

Por lo menos cuatro delincuentes fueron detenidos en las últimas horas y están acusados por haber participado en el crimen de la joven agente de la Policía Federal, Ariana Micaela Romero, en un intento de robo ocurrido en la localidad bonaerense de La Cañada, partido de Quilmes, ubicado en la Provincia de Buenos Aires. El hecho tuvo lugar aproximadamente a las 7 de la mañana del día de ayer, domingo.

Los cuatro sujetos se estaban escondiendo en el barrio Obispo Jorge Novak, ubicado dentro de esa misma zona, e incluso uno de ellos tenía pedido de captura por robo y era requerido por un Juzgado de la Capital Federal. El primero de ellos L.S.C fue detenido en la Manzana 13, otros dos (C.R.S de 18 años y L.N.V) en Corrientes al 4400 y el restante (M.V.Z de 19 años) en la Manzana 3, luego de tres allanamientos.

Las búsquedas fueron llevadas adelante a manos del personal de la Policía Bonaerense. El primero de ellos tenía pedido de captura en un expediente por «Robo» desde el 17 de mayo de 2019 y a solicitud del Juzgado en lo Criminal y Correccional número 20 de la Capital Federal. El segundo apresado, de 18 años, tenía en su poder una motocicleta Honda Wave blanca, de 110cc, al igual que municiones y vainas servidas de armas 22.

El tercero es un menor de 17 años y en su casa se incautó una moto Honda CG Titán roja, de 150cc, y el motor de un motovehículo sustraído. Y al último de ellos le encontraron una campera deportiva, un teléfono celular y una tablet. En la causa, que fue caratulada como «Homicidio en ocasión de robo», interviene la fiscal Karina Isabel Gallo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 4 de Quilmes.

La oficial que fue víctima del crimen tenía tan solo 25 años, y había trabajado como custodia de la Quinta Presidencial de Olivos y tenía una pequeña hija de dos años. Cuando salía del kiosco fue sorprendida por los seis delincuentes que se movilizaban en tres motos. Fue asesinada tras recibir un tiro en el pecho a pocas cuadras de su casa. La oficial fue llevada al Hospital del Cruce, de la vecina localidad de Florencio Varela, donde murió a los pocos minutos.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados