Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
River

DEPORTES

¡Para el recuerdo! Se cumplen cinco años de la primera Libertadores de Gallardo

De la mano de Napoleón, River volvió a conquistar América.

Luego de la salida de Ramón Díaz como técnico de River en el 2014, sorpresa de los hinchas fue realmente grande, ya que el Pelado venía de ser campeón. La sorpresa fue aún mayor cuando se produjo la contratación de Gallardo como nuevo entrenador. Lo cierto es que el Muñeco se metió a todos en el bolsillo muy rápido, a base de un juego vistoso que hizo recordar a las mejores épocas del Millonario. Los éxitos no tardaron en llegar.

Aquel año terminó con la obtención de la Copa Sudamericana, habiendo eliminado en el camino a Boca en semifinales. El DT de apoco empezaba a ganarse un lugar en la historia grande de la institución, pero lo mejor estaba por llegar. Sólo ocho meses más tarde, River volvió a conquistar la Copa Libertadores, tras 19 años de sequía en la que Gallardo también había sido parte pero como jugador. De golpe el Muñeco se transformó en Napoleón.

La consagración se produjo en una noche de lluvia ante un Monumental a reventar. El rival fue Tigres de México, que había invertido millones de dólares en refuerzos para quedarse con el título. Curiosamente ambos equipos se habían enfrentado en la fase de grupos, y el club de Monterrey le dio la chance de seguir con vida en la competencia a la Banda gracias a un cruce de resultados en la última fecha. El destino quiso que se vieran las caras otra vez.

La final de ida terminó igualada sin goles, y al terminar Gallardo lanzó una frase que resonó fuerte: «En casa no se nos puede escapar». Por haber sido expulsado el entrenador no pudo estar en el banco de suplentes y su lugar lo ocupó Biscay, uno de sus laderos. La lluvia se hizo presente, emulando la noche de 1986 en la que el club de Núñez levantó su primera Libertadores. Finalmente todo terminó de la mejor manera para el Millonario.

Al finalizar el primer tiempo, Vangioni realizó una jugada genial para lanzarle un centro preciso a la cabeza de Lucas Alario y convertir así el primer gol del cotejo. La segunda mitad fue bastante dura, aunque todo se terminó de encausar con el gol de penal de Carlos Sánchez. Todo finalizó con un centro desde el corner a la cabeza de Ramiro Funes Mori para cerrar un 3-0 definitivo. Fue el último partido de Cavenaghi con la camiseta de River. Fue también la primera Libertadores de Gallardo.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados