Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
CABA

ECONOMÍA

Para evitar más cierres, los hoteles implementan ventas anticipadas, oficinas y gimnasios individuales

El Gobierno habilitó la apertura de estos establecimientos, pero empresarios advirtieron que no es suficiente para que sean rentables.

El turismo, y el sector hotelero en particular, fue uno de los más afectados por la pandemia de coronavirus. Las estimaciones indican que, entre febrero y mayo, cerraron unos 4.000 establecimientos turísticos, de los cuales unos 800 son hoteles, según los datos de la Asociación de Hoteles de Turismo (AHT).

“Estas cifras representan un 17% del sector. Los cierres posteriores a la crisis de 2001 fueron del 10%. En estos meses, el endeudamiento de los hoteles aumentó y los bancos no están dispuestos a prestar a establecimientos que no están trabajando. El problema es grave y las proyecciones no son buenas. En las provincias hay mucha resistencia a las reaperturas”, comentó Roberto Amengual, presidente de la AHT.

El referente del sector insistió en que se está postergando una crisis mayor. “Si no hay temporada, la crisis es inminente. Ya perdimos las vacaciones de invierno, los fines de semana largos, el segmento corporativo”, manifestó Amengual. Por eso, las declaraciones de funcionarios que ponían en duda la posibilidad de una temporada de verano con turismo indignaron a los empresarios de este rubro.

Los hoteles que pudieron reabrir, en las provincias que lo habilitaron, tienen una ocupación mensual promedio de entre 3% y 5%, muy lejos del 40% que se requiere para cubrir los costos. “Se abre solo para tener movimiento, motivar al personal, aplicar los protocolos, pero no es rentable”, señaló el presidente de la asociación.

Esta semana, por una decisión del Gobierno Nacional y de la Ciudad de Buenos Aires, los hoteles porteños quedaron habilitados para recibir huéspedes que lleguen a la ciudad por trabajo o por un tratamiento médico y no tengan vivienda donde alojarse. El Gobierno Nacional, a través de la Decisión Administrativa 1519, exceptuó del aislamiento las personas que se dediquen a la actividad hotelera en la ciudad de Buenos Aires, pero aclaró que los complejos no podrán ser usados para fines turísticos y que no se podrán utilizarse los espacios comunes. Los huéspedes, en tanto, deberán presentar el permiso de circulación correspondiente.

Si bien los empresarios del sector aseguran que la apertura de hoteles en la Ciudad es un alivio, en muchos casos el nivel de demanda no justifica la reapertura de los establecimientos. Las grandes cadenas hoteleras que operan en la Argentina son las que pudieron aplicar algunas estrategias durante la pandemia, como la venta anticipada de alojamientos con descuentos o la reconversión en espacios de oficinas o de eventos online. Y confían que durante el próximo año puedan estar cerca de niveles de 40% de ocupación.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados