Conecta con nosotros

Hi, what are you looking for?

El Intransigente
Reina Isabel II

CELEBRITIES

Reina Isabel II regañó al Príncipe Harry por una actitud inapropiada y grosera

Se dio a conocer la llamada de atención que le hizo la monarca a su nieto antes de su boda real con Meghan Markle.

La Reina Isabel II, de 94 años, quiere mucho a sus nietos pero cuando se trata de corregir errores no le tiembla el pulso para hacerlo. Un reciente informe de Mail on Sunday revela que Su Majestad regañó al Príncipe Harry, de 35, por maltratar con sus palabras a su ayudante más cercano, Angela Kelly. El duque de Sussex se molestó cuando la mujer de confianza de la monarca no apoyó la petición de Meghan Markle, de 38, de probarse la tiara que usaría para su boda real, en 2018.

La mayoría de las novias en el mundo suelen tener una prueba de estilismo días antes de la ceremonia para determinar el mejor peinado y maquillaje. Kelly habría impedido que Meghan se colocara la tiara antes del propio día porque, de acuerdo al protocolo real, se debe hacer una cita para acceder a las joyas de la Reina. Esto hizo estallar a Harry. Se dice que él usó un lenguaje ofensivo con Kelly y presionó a los cortesanos para que la convencieran de viajar a Londres y desbloqueara el armario donde estaba la tiara.

Kelly, ofendida, alertó a la Reina sobre el maltrato que recibió por parte de Harry. Supuestamente, la monarca llamó en seguida a su nieto a una reunión privada. «Lo pusieron firmemente en su lugar», expuso una fuente real. «Había sido francamente grosero». La nueva biografía real «Finding Freedom» señala que Kelly arrastró «deliberadamente los pies» cuando Meghan solicitó acceso a la tiara antes de la boda en mayo de 2018.

Qué dice el libro

Los autores Omid Scoobie y Carolyn Durand indican en su obra sobre Harry y Meghan que el duque sintió que a algunos de los «viejos guardianes» en el Palacio de Buckingham «simplemente no les gustaba Meghan y no se detendrían ante nada para hacerle la vida difícil». Sin embargo, el sábado una fuente real expuso al medio británico que «la versión del libro de lo que sucedió no sería el recuerdo de los acontecimientos de todos los demás y ciertamente no aquellos que estaban cerca de él».

Meghan se apareció en el palacio con su estilista estadounidense Serge Normant. Él se encargó del look que lució la duquesa el día de su boda en el Castillo de Windsor. Una fuente manifestó: «Meghan exigió acceso a la tiara. Ella no hizo una cita con Angela, pero dijo: ‘Estamos en el Palacio de Buckingham, queremos la tiara. ¿Podemos tenerlo ahora, por favor?'». Ante esta petición «Angela esencialmente dijo: ‘Lo siento mucho, no es así como funciona'». En la realeza británica existen protocolos para todos, incluso para las joyas.

El Intrasigente, República Argentina © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados